Trump vota por adelantado en Florida y azuza el temor a hacerlo por correo

“He votado por un tipo llamado Trump”, bromea el presidente antes de viajar a tres Estados clave en las elecciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha votado por adelantado en la mañana de este sábado en una biblioteca de West Palm Beach, Florida, cerca de su mansión de Mar-a-Lago, y ha aprovechado para azuzar un temor infundado al voto por correo. “Este es un voto muy seguro. Mucho más que cuando lo haces por correo. Eso se lo puedo decir. Todo fue perfecto, muy estricto, conforme a las normas. Cuando lo haces por correo, no puede ser tan seguro”, les ha dicho a los periodistas que lo acompañan.

El candidato republicano ha recorrido el centro electoral con mascarilla y acompañado de la supervisora de elecciones del condado de Palm Beach, Wendy Sartory Link. “He votado por un tipo llamado Trump”, ha bromeado al salir. Tras emitir su voto, el presidente se ha subido al Air Force One para continuar con su agenda de campaña que este sábado lo llevará a tres Estados que serán clave si quiere ganar el 3 de noviembre: Carolina del Norte, Ohio y Wisconsin. “Vamos a hacer tres paradas hoy. Tres eventos grandes”, ha afirmado.

En elecciones anteriores, el mandatario había enviado su papeleta de votación a través del servicio postal, pero esta vez ha decidido hacerlo en persona, en un año en que, sin ofrecer pruebas, ha sembrado dudas de fraude sobre el voto por correo, una alternativa especialmente útil en medio de la pandemia por la que más de 220.000 estadounidenses han perdido la vida.

Trump pudo votar en Florida después de que en diciembre de 2019 trasladara su residencia fiscal a ese Estado desde Nueva York, el lugar donde nació y donde vivía antes de ser presidente. Según dijo entonces, los líderes políticos neoyorquinos, que son demócratas, le trataban “muy mal” pese a haber pagado “millones de dólares en impuestos”. A diferencia de lo que sucede en ese Estado, en Florida no se pagan impuestos sobre la renta ni sobre herencias.

Con 29 de los 270 votos electorales que cualquier candidato necesita para ganar las elecciones en Estados Unidos, Florida es el Estado péndulo con mayor peso electoral y el más disputado. Joe Biden está sólo 1,5 puntos por encima de Trump aquí, según la media de encuestas de Real Clear Politics, pero algunas de ellas dan al presidente como vencedor. Trump, que desde hace más de un mes hace una visita semanal al Estado en el que tiene su residencia, quiere repetir su victoria de 2016, cuando ganó a Hillary Clinton por 1,2 puntos de diferencia y menos de 113.000 votos.

El candidato republicano no será el único en estar en Florida este sábado. Su vicepresidente, Mike Pence, tiene previstos dos eventos de campaña: uno en la capital del Estado, Tallahasee, y otro en Lakeland, en el centro de la península. Por su parte, el expresidente Barack Obama hará campaña por Joe Biden y Kamala Harris en un mitin en el aparcamiento de la Universidad Internacional de Florida en North Miami, una zona con mayoría de población negra y de origen haitiano, una de las numerosas comunidades migrantes de Miami.

El voto adelantado se inauguró en Florida el pasado lunes y, como ha sucedido en otros Estados, se está registrando un récord de participación. En poco más de cinco días y cuando falta más de una semana para la fecha oficial de las elecciones, han votado más de 5,2 millones de ciudadanos, casi el 40% de los votantes registrados.