¿Seguirá el espantoso incremento del Coronavirus en el Atlántico?

A pesar de tener una población tres veces menor que la de Antioquia, la sobrepasa en 5187 infectados y a Valle, que dobla en habitantes a este departamento, en 2084

Y ayer se reactivaron nuevos sectores productivos, lo que representa un mayor número de personas en la calle. Ojalá esto no se traduzca en más contagiados

Es cierto que la gradual reactivación de la economía  -que ha implicado que un mayor número de personas salga a las calles para concurrir a sus sitios de trabajo- ha influido de manera determinante en el aumento de los contagios por coronavirus en el país.

El 30 de abril, por ejemplo, en Colombia había un total de 6507 individuos infectados, pero a raíz de la apertura del sector de la construcción lo mismo que el de la industria manufacturera, el guarismo ascendió en el mes de mayo a 28.236, es decir que la dolencia se expandió en algo así como el 468%, sin ninguna duda demasiado elevado.

No obstante, poco a poco se fueron abriendo algunos otros puntos económicos como la fabricación de muebles, vehículos, productos informáticos, maquinaria y equipo, y el comercio de productos para mascotas; artículos de ferretería, libros y servicios de lavandería a domicilio. Ayer lunes 8 de junio, la proyección del Covid 19 se ha ampliado casi en un 12 por ciento en sólo una semana. De 28.236 de enfermos que había el 30 de mayo, se pasó a : 40.719 es decir casi un 650 por ciento de lo que hubo en abril.

Pero con todo y lo sobrecogedora que resultan estas cantidades a nivel nacional, lo de Atlántico desborda todos los límites de la comprensión. Mientras entre el 1 de abril y el 8 de junio, el incremento en Bogotá fue cercano al 490%, en Antioquia de casi el 322 y en el Valle de un 690 esta zona del país, que no es la que más índice poblacional presenta, ha sido algo por encima del 2103 por ciento.

Pero aparte de ese crecimiento malsano, degenerativo y aberrante, hay que señalar que el Atlántico, con sólo un tercio del conglomerado humano en Antioquia y la mitad del de Valle del Cauca, supere a los primeros en más de un 400 por ciento y a los segundos en algo así como el 147%.

Es alarmante, por decir lo menos, que Antioquia con un estimativo del DANE en 2017 con casi 7 millones de habitantes y Valle con alrededor de 5, tengan en este momento 1.574  y 4.677 pacientes, frente a los 6.761 que hay en el Atlántico.

¿Qué puede haber pasado para que se presente semejante descompensación? El alcalde Jaime Pumarejo, lo atribuye a la  «indisciplina social.»

-La indisciplina social, combinada con el exceso de confianza, siguen siendo los mayores retos. Todos debemos cumplir con el distanciamiento físico, el uso del tapabocas para cubrir nariz y boca, y el lavado frecuente de manos. Depende de todos que de esto salgamos más fortalecidos- decía hace poco el mandatario seccional

El médico local, Luis Consuegra, también cree en que la desobediencia civil ha sido uno de los factores pero añade algo más:

-La falta de compromiso del atlanticense para el cumpl,imiento de las medidas para evitar la enfermedad, una insuficiente estructura de salud y el abandono absoluto del Estado- dijo al se consultado sobre el tema.

-Creo que dentro del mal servicio que hay a nivel nacional, Valle y Antioquia tienen un poquito más de infraestructura en materia de salud y creo que hay algo de más liderazgo en la parte dirigencial sobre todo en los antioqueños. La gente le caminó un poco más al alcalde de Medellín y de ahí los resultados- indicaba el galeno, Edgardo Barreto.

Por su lado, la Federación Médica Colombiana, atribuye el hecho a la falta de una estrategia funcional de parte de las autoridades locales, al mal trato que se ha dado a los médicos por parte de MiRedIPS, operador de la red pública.

-De ella han sido despedidos varios médicos por exigir pruebas diagnósticas para covid-19 cuando estuvieron en contacto con pacientes positivos, por reclamar trajes de protección especial para garantizar su bioseguridad y por no aceptar la política de disminución de sus ingresos en pandemia- indica el comunicado.emitido por la Federación, que a continuación se ratifica en la falta de una estrategia articulada entre la dirigencia:

-Nos preocupa que en un pequeño territorio como el departamento del Atlántico, que sólo tiene 22 municipios y un Distrito, haya una innegable falta de articulación estratégica, funcional y operacional entre la Gobernación del Atlántico con la Alcaldía del Distrito de Barranquilla y las Alcaldías de esos 22 municipios- agrega la comunicación.

El interrogante que surge acto seguido es ¿Qué va a pasar ahora en el Atlántico cuando ya se han abierto nuevos sectores económicos? Ayer ya se veía gente en los supermercados y alrededor de las nueve de la mañana, se observaban grandes filas que esperaban ingresar a los más de 1200 locales que se pusieron a disposición del público en el Centro de Barranquilla.
¿Este intento de reactivar la economía no traerá más infectados? ¿Vale la pena esta restauración de los sectores productivos a costa de la salud de los habitantes del departamento? Para pensarlo ¿Cierto?

Tomado de: Pepecomenta.com