Se iba a ganar 50 barras en una ´maraña´ y quedó pegao en el poste

Franklin Perdomo Álvarez, de 58 años de edad, por no tener trabajo y a  raíz de la crisis del coronavirus aceptó realizar un arriesgado trabajo eléctrico en el barrio San Vicente, del municipio de Soledad.
El trabajo obra labor consistía en llevar un cable de una casa  al poste, con tan mala suerte que rozó el cable de alta tensión recibiendo la fuerte descarga eléctrica.
Fue trasladado rápidamente a la Clínica Adela de Char, donde se produjo su deceso. Era  soltero y no dejó hijos, residía en la Transversal 2 B 5 con calle 52  del  mismo barrio donde  ocurrieron los hechos.