Realizan misa en Perú con fotos de los 6.500 fallecidos por COVID-19

El arzobispo de Lima, Carlos Castillo, pidió recordar a los que murieron contagiados por COVID-19 y advirtió sobre el riesgo de más muertes por hambre.

Todas las bancas y muros de la catedral tenían fotos con su respectivo nombre de los fallecidos por coronavirus.

La misa en honor a las víctimas se celebró en el marco de la festividad del Corpus Christi (Cuerpo de Cristo), la cual es celebrada 60 días después del domingo de Pascua, que tuvo lugar por primera vez en Italia en 1246 y el Papa Urbano IV la expandió a toda la iglesia en 1264.

Luego de orar por en memoria a las víctimas del coronavirus el arzobispo dijo que “sería terrible que los muertos que vengan no sean por el coronavirus, sino por el hambre”.

“Se vienen momentos más duros todavía”, haciendo alusión al desempleo en que han caído miles de peruanos por las 13 semanas de confinamiento.

La cifra de desempleados es estimada en 2 millones debido al cierre de negocios por la pandemia, en un país que el 70 % de su economía es informal.

Perú es el segundo país en América Latina con más casos de COVID-19,  registra más de 225.000 contagios y alrededor de 6.500 fallecidos desde el primer caso detectado en marzo.