¿Qué pasa con los residentes de la costa que no tienen agua?

En las últimas semanas el tema de desabastecimiento de agua ha sido tema principal en la Costa norte colombiana, que para colmo de males, se suma la presencia del coronavirus en diferentes puntos del país.

La problemática en torno al escaso líquido en las costas del Atlantico, Guajira y Magdalena por mencionar algunos departamentos, se agudiza más con la alerta de emergencia por COVID-19 en Colombia, cifras que van en aumento y que según recomendaciones, el agua juega un papel de suma importancia para la prevención del mismo.

El martes 17 de marzo, el presidente de Colombia, Iván Duque declaró el Estado de emergencia, cuya medida principal es el aislamiento preventivo y obligatorio para mayores de 70 años, a partir del 20 de marzo. A su vez, el Gobierno Nacional dicta medidas en busca de protección a las personas de escasos recursos, como la que precisamente el Ministro de vivienda busca reconectar el servicio de agua, a quienes  se les haya suspendido el servicio por falta de pago en sus facturas.

Si bien es cierta la buena noticia para la población pobre, para otros menos favorecidos nace la pregunta de cómo se hará para aquellos que ni siquiera cuenta con agua desde hace varios meses o peor aún, los que no les llega con regularidad y en optimas condiciones para el consumo humano?

Tomando de referencia la problemática en tres de los departamentos del norte colombiano afectados por la escasez de agua, planteamos los escenarios de Guajira, Atlántico y Magdalena, donde sus Gobernadores y Alcaldes, hacen sus mayores esfuerzos por superar el desabastecimiento y mejorar las condiciones de sus pobladores.

Guajira y su Gobernador Nemesio Roys Garzón y sus esfuerzos ante el Gobierno Nacional


Para el caso de la Alta Guajira, donde no tiene conexiones con el Río Ranchería y para esta época del año, el departamento de la Guajira atraviesa por una difícil situación, donde la temporada seca en la costa atlántica incrementa el drama de quienes viven especialmente en la alta Guajira.

Sobre el particular, el Gobernador de la Guajira, Nemesio Roys Garzón, hizo el requerimiento a la Agencia de Desarrollo Rural, ente que le permitirá usar el agua de la represa del río Ranchería para abastecer a los carrotanques que tienen previsto contratar a través de la calamidad pública que se decretó en el departamento, esto sería fundamental para poder tener el líquido, sobre todo en la época de sequía que atraviesan y así poder proveer a las comunidades en todos los municipios y de la mano con campañas de prevención contra el coronavirus.

Por otro lado, en la Alta Guajira, cerca de 420 habitantes de Bahía Hondita, están aprovechando el agua potable gracias a los 150 paneles donados por el apoyo de Conservación Internacional, los cuales producen un poco más de 270 mil litros de agua al año, dejando de tomar el agua un tanto salubre que extraen de los pozos subterráneos, pero hoy día, gracias a los hidropáneles, cada persona tiene derecho a cinco litros de agua diarios, algo insuficiente para los cuidados a tener en cuanto a bañado corporal, lavado de manos diaria, preparación de alimentos y demás que lleven a prevenir la pandemia que acecha.

Bahia Hondita que históricamente ha padecido la falta de agua, luz y gas, se encuentra aproximadamente a 254 kilómetros de Riohacha (Guajira). Por eso, para los 420 habitantes de esta población, gozar del hídrico es una bendición, a sabiendas de que solo se encuentran en los pozos o cuando llueve.

Desabastecimiento de agua en el Atlántico en busca de soluciones la Gobernadora Elsa Noguera

En el Atlantico el panorama no es distinto, cuando en varios municipio y corregimientos se presenta la falta de agua por múltiples situaciones, en algunos por falta de acueducto, sequía entre otro tanto así, que el mismo Ministerio de Vivienda a comienzos de año, dio a conocer que el Departamento del Atlántico es uno de los siete departamentos del país que registra desabastecimiento de agua potable por la sequía que se presenta en esta temporada del año.

Situación que se puede evidenciar en municipios como Puerto Colombia, Juan de Acosta, Repelón, Suan entre otros, donde se está reportando la problemática del preciado líquido debido a este período seco, donde ríos y pozos se ven afectados en sus niveles y capacidad.

Entre tanto, la Gobernadora Elsa Noguera, busca mecanismos que ayuden a afrontar y dar solución a las necesidades de los municipios y corregimientos de la región.

Alcaldes distritales y gobernación, esperan que el Gobierno Nacional se pronuncie y muestren soluciones que lleven a mitigar la escasez de agua en los rincones del Atlántico.

Gobernador de Córdoba, Orlando Benítez en la lucha contra el desabastecimiento de agua

El departamento de Cordoba es uno de los que más golpeados por el tema de desabastecimiento de agua, donde se destacan los municipios de Cotorra, Canalete, Moñitos, San Bernardo del Viento, Puerto Escondido, San Antero, Montería, Mómil  y  Los Córdobas, donde otros municipios con problemas de desabastecimiento de agua, por cuenta del inicio del verano y las altas temperaturas, son Cereté, Chimá, Lorica, San Pelayo y Tuchín para un total de 16.

Conocedor de la problemática, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez con un total de 16 municipios afectados por la sequía, decretó la calamidad pública a finales de enero, una medida administrativa con la que las autoridades pretenden acceder de manera oportuna a los recursos que se requieren para atender oportunamente la emergencia.

Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, le apunta a solucionar desabastecimiento de agua

Por su parte el magdalena ha sido uno de lo departamentos que más ha sido golpeado por la ola de sequía y su impacto negativo en el medio ambiente y que preocupa de sobre manera tanto al distrito como al gobernador del Magdalena Carlos Caicedo Omar, este último, durante un recorrido que realizado este martes a distintas poblaciones de su departamento para conocer de cerca la problemática sobre el particular, se refirió al delicado tema del servicio de agua potable en la ciudad de Santa Marta.

El Gobernador Caicedo dijo que la capital del Magdalena está resolviendo prácticamente sola el problema de abastecimiento y distribución del preciado líquido a todos los hogares samarios.

A su vez explicó, que con el apoyo que viene dando el departamento se diseñarán los proyectos que buscan el aumento de la capacidad de captación por el lado de Curval sobre el río Piedra y por el mismo Curval hacia el río Guachaca, de donde se pretenderá recolectar un mejor volumen hídrico que dará respaldo a una mayor cobertura.

‘Son casi 15 mil millones de pesos que le autorizamos a la alcaldesa Virna Jhonson y a la empresa Essmar; esta empresa ha tomado una serie de medidas para aumentar la captación de caudal; se ha hecho la optimización de los usos de agua en El Rodadero y los excedentes del río Gaira para enviarlos a la ciudad de Santa Marta’, destacó el gobernador.

Manifestó que con las propias capacidades se está procurando la solución del problema porque Santa Marta ni el Magdalena han contado con el dinero que pueda gestionar algún parlamentario ante el Gobierno Nacional.

‘Hemos escuchado algunos parlamentarios que hacen críticas al tema de la falta de agua en la ciudad, pero ¿cuál ha sido el aporte de ellos a la solución del problema?’, se preguntó el mandatario.

‘Es bueno que ellos hablen qué proyectos han gestionado para la ciudad de Santa Marta porque algunos son reiterativos en hacer críticas y también son samarios y magdalenenses y deberían dolerles también la suerte de la comunidad, antes de ponerse constantemente en posturas políticas para ver qué provecho o qué oportunidades sacan de las mismas’.

Así las cosas y teniendo un panorama de la crisis que por falta agua padecen algunos departamentos en la costa norte colombiana, la crítica situación por el desabastecimiento de agua, golpea a una importante cifra de familias colombiana en la costa norte, quienes necesitan urgentemente la atención del Gobierno Nacional apropósito de la declaración de Estado de emergencia.