Procuraduría pide muerte política para Pulgar

La Procuraduría le solicitó al Consejo de Estado que el exsenador Eduardo Pulgar no vuelva a ejercer cargos de elección popular en su vida, luego de haber sido condenado a cuatro años de prisión por intentar sobornar a un juez con “200 barras”.

Ante la Sala Especial de Pérdida de Investidura 24, del Consejo de Estado, llegó un concepto muy desfavorable para el exsenador Eduardo Pulgar, de quien la Procuraduría exige nunca volver a ocupar un cargo de elección popular. El Ministerio Público solicitó la perdida de investidura del expolítico del Partido de la U, quien aceptó su responsabilidad y fue condenado este año por intentar sobornar al juez Andrés Rodríguez Cáez, en 2017.

Eduardo Pulgar fue condenado por la Corte Suprema de Justicia el pasado 25 de junio, luego de meses en los que el exsenador pidió pista para aceptar sus artimañas y, así, ser beneficiado con una rebaja de condena. El político, incluso, renunció al Congreso el 12 de febrero de este año, tras haber sido capturado en diciembre de 2020. Ahora, la Procuraduría solicita su denominada “muerte política”.

Para elevar su solicitud al Consejo, la Procuraduría tomó como base la condena aceptada por Pulgar, quien pasará los próximos cuatro años y diez meses en prisión. Por ahora, una reclusión del Ejército en Malambo (Atlántico). En la sentencia quedó claro que el político aceptó cargos por tráfico de influencias y cohecho -soborno-. Se pudo demostrar que Pulgar, en 2017, invitó a su apartamento a Rodríguez, quien entonces era juez Promiscuo de Usiacurí (Atlántico), para ofrecerle “200 barras”. Con ese dinero, intentaría favorecer al aliado político Luis Fernando Acosta Osío, en un proceso relacionado con la Universidad Metropolitana de Barranquilla.