Presentan el protocolo para la reanudación del béisbol profesional colombiano

Las colinas anorrectales son complejas y se basan en una interacción propuesta de la función hormonal y la diversidad estructural del piso pélvico. En muchos años, los vapores crónicos de dióxido de sangre en la sangre causan reflejos de la disfunción eréctil, lo que conduce a un alto consumo de energía para mantener la cromatografía de gases vitales y, en última instancia, a la información de los músculos cialis 20 mg priligy inmediatos.
La Federación Colombiana de Béisbol presentó y le envió al Ministerio del Deporte el protocolo de bioseguridad para la apertura de las actividades en la temporada 2020. El documento, según explica la FCB, fue elaborado teniendo en cuenta las recomendaciones dictadas por la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol.

En el protocolo se establecen las medidas que deberán tomar cada una de las ligas del país con respecto a: los riesgos clave y acciones de mitigación, riesgos inherentes al tipo de deporte, riesgos inherentes al béisbol, instalaciones (estadios), demografía (edad y salud), medidas de seguridad previas a los entrenamientos, manejo de situaciones de riesgos y algunas medidas específicas.

En cuanto a los entrenamientos, cada uno de los clubes deberá proporcionar una base de datos con el registro del examen de Covid-19 por parte de los entrenadores que aspiren a retomar las actividades como los jugadores.  De igual forma, se tiene que contar con un registro de afiliación a EPS, sin importar el régimen.

Por otro lado se recomienda que la liga de béisbol profesional, con fecha de inicio en noviembre, se realice únicamente en el estadio Édgar Rentería de Barranquilla, debido a las condiciones que brinda por su infraestructura.

Los entrenamientos se llevarán a cabo en principio con ocho jugadores y dos entrenadores por grupo y con un máximo de tiempo de 90 minutos por sesión. Los entrenadores deberán usar tapabocas y los elementos utilizados serán desinfectados antes y después de su utilización.

Los partidos tienen la consideración de realizarse a puerta cerrada, pero en los camerinos se establecerá una distancia entre cada cubículo. Los line up se entregarán de manera virtual y las pelotas serán cambiadas cada vez que entre en contacto con un jugador diferente al lanzador y receptor.

Cada jugador tendrá su botella con agua o bebida deportiva de forma individual, los lanzadores tendrán una serie personalizada de pelotas en el bullpen y los teléfonos instalados en cada dugouts serán desinfectados tras utilizarse.

Con respecto a la dinámica de los partidos, ningún protagonista podrá escupir al diamante de juego y tampoco podrán masticar chicle en el desarrollo de los encuentros.