«Por falta de UCI y ventilador falleció Joe Urquijo», contó su esposa Julia Pinto

Sin necesidad de ser alarmista la situación en Barranquilla y el Atlántico se  incrementa  en cuanto a los casos de  coronavirus. Esta  patología que puede  ser  mortal como se ha venido conociendo no conoce ni de estrato,  ni talento,  ataca de  forma inmisericorde la  cual sino es tratada a tiempo  o de  la mejor manera  lleva  hasta  la tumba.

Es  el caso del conocido cantante barranquillero Roberto “Joe “ Urquijo, quien con su voz  y sus altas  notas  tomando aire para  reflejar largos  y altos tonos para  alegrar a  los amantes de  la buena música;  esa  misma la  respiración fue  la que  le faltó para  que a sus 71  años  continuara  haciendo la  cosa  que más le gustaba  en la vida, cantar.

La  señora  Julia Pinto,  esposa de Joe Urquijo,  habló en directo de  forma  exclusiva para  la segunda  emisión de  Actualidad Noticiosa, con la  dirección de  Ventura  Díaz  mejía, por Emisoras  ABC 1.250 banda  am  en Barranquilla.  Contó como fue  el drama que  vivió la familia por la  aglomeración de  enfermos  en  el lugar donde  se  encontraba  el artista.

“El inicialmente se  resfrió, después de  tomar  el sol lo cogió un agüero. Empezó a  sentirse con problemas de  salud, el viernes  19 de  junio lo llevamos  a  la clínica  La Merced.  Llamábamos a salud  Total solicitando un ventilador y una  cama  adecuada, pero siempre estuvo en espera”,  comentó con resignación la señora  Pinto.

Agregó  que  entienden la situación de  las  EPS pero debe  dar un mejor tratamiento a  los enfermos. Asegura  que  a  su compañero sentimental lo mató la depresión, ya  que temía  enfermarse  de  coronavirus, él y su familia, por tal razón tomaba  muchas  precauciones.

“Se le hizo un rayos X  que  dio como resultado un derrame pleural y  también se  confirmó que tenía  coronavirus. Al  final  alguien consiguió un traslado para la clínica San Ignacio,  del Bosque, y  cuando le iban a  poner  el ventilador bajando de  la ambulancia murió.

Padre de  9  hijos,  dio sus pininos en el Grupo Raíces  y en el Grupo Niche, de Cali. Se  apaga  su voz  en la tierra, pero sus melodías  seguirán siendo sonadas  y su nombre  recordado.

De parte del equipo periodístico de Informando y Punto. Paz en su tumba.