Planes de desarrollo territoriales en jaque ante eminente expansión del Covid-19: Carlos Rojano

*Planes de desarrollo deben estar dirigido a replantar las políticas públicas hacia el fortalecimiento en salud, económico y social de los barranquilleros y atlanticenses.

Ante la vertiginosa expansión del Covid-19 generando una recesión económica a nivel mundial, que hoy no sólo afecta a los países desarrollados como Estados Unidos, Italia, España, la China y a los subdesarrollados de Latinoamérica; pone en jaque el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno del presidente Iván Duque y de los entes territoriales en Colombia.

Así lo expresó el ex concejal de Barranquilla, Carlos Rojano Llinás, al considerar que ante los hechos coyunturales que han llevado a colapsar el sistema de salud, ante la emergencia sanitaria que vivimos como consecuencia de la pandemia del coronavirus, afectado todos los estamentos sociales y económicos de nuestra Nación.

Motivados ante la evidencia real de la situación en Colombia, se hace necesario que el estamento gubernamental de nuestro país, enfoque todos sus esfuerzos a superar la crisis que, hoy, mantiene en vilo la sostenibilidad de proyectos contenidos en los programas de gobierno de los mandatarios no sólo de la nación, sino a nivel regional, inscritos antes la Registraduria Nacional y refrendados en las urnas por el elector primario, los cuales no están siquiera aprobados por los entes coadministradores como los concejos y las asambleas, debido a que se avanzaba en el proceso, cuando fuimos sorprendido por esta catástrofe sanitaria que desequilibró y sacó de contexto a las administraciones regionales que estrenaban su cuatrienio apostándole a cristalizar la hoja de ruta a seguir durante sus mandatos“, dijo el ex concejal de Barranquilla y dirigente político del departamento del Atlántico.

Rojano Llinás, fue enfático al manifestar que “hoy los mandatarios locales, deben trabajar en la recomposición de las políticas públicas en material social, económica y en el fortalecimiento del sector salud, el cual no sólo en el departamento del Atlántico y el Distrito de Barranquilla, sino a nivel nacional se encontraba en cuidados intensivos, pero ante el embate del Covid-19 colapsó, a pesar de los ingentes esfuerzos que sobre la marcha hacen, Jaime Pumarejo y Elsa Noguera por hacerle frente a esta tormenta, la cual no estaba incluida en los planes inmediatos de los mandatarios que visionaban proyectos que permitieran la continuidad del desarrollo, para mantener una Barranquilla imparably el desplieguen la construcción de un Atlántico para la gente, respectivamente.

Hoy todos los esfuerzos de los gobiernos deben estar dirigidos a impulsar medidas paliativas en procura de cubrir la necesidades de la gente y para esto tanto el Alcalde de Barranquilla y la Gobernadora del Atlántico, deberán echar mano del presupuesto de la vigencia 2020, aprobado en el 2019, para hacer los traslados pertinentes priorizando los gastos dirigidos a proyectos que permitan el fortalecimiento del sector de la salud, para evitar la expansión del coronavirusAdemás se tiene que estabilizar la economía y acompañar a los pequeños y medianos empresarios y comerciantes a recuperarse ante el descalabro económico que hoy afrontan”, señaló el ex concejal Rojano Llinás.

El ex cabildante, puntualizó señalando: ” los planes de desarrollo deben estar dirigido a replantar las políticas públicas hacia el fortalecimiento en salud, económico y social de los barranquilleros y atlanticenses”.