«Nos sentimos optimistas frente a la reapertura con Venezuela»: Comité Intergremial del Atlántico

La reapertura de la frontera con Venezuela representa, sin lugar a duda, una real oportunidad de fortalecimiento económico, comercial y político para el sector empresarial e industrial en el departamento del Atlántico, quienes han mostrado sentirse “optimistas” frente al restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el vecino país, augurando un importante crecimiento en materia de comercio binacional.

Sin embargo, la dinámica comercial que se reanudará con el vecino país no es el único punto que preocupa al sector empresarial e industrial en el Atlántico, quienes han sugerido que «un componente social» sería estratégico, en el marco de la reapertura que se dará este 26 de septiembre a partir de las 10:00 a.m.

Efraín Cepeda, presidente de Intergremial Atlántico, asegura que la reapertura de la frontera con Venezuela debe mitigar las brechas de desigualdad en zonas fronterizas como en La Guajira y Norte de Santander, además de generar oportunidades de desarrollo para la región Caribe, una de las principales exportadoras hacia Venezuela.

«La reapertura abre una oportunidad enorme en temas comerciales, pero es importante tener en cuenta el componente social, no solo para dinamizar la economía de las zonas fronterizas, sino también para eliminar las brechas de desigualdad que se generaron a partir de su cierre hace más de 10 años. Esta debe ser una relación de mutuo beneficio en la que ganen ambos países», explicó.

Rosmery Quintero, presidenta de ACOPI, resaltó la importancia que tendría la reapertura de la frontera con Venezuela para las micros, pequeñas y medianas empresas del país, resaltando que dentro de las que se encuentran interesadas en ser parte del intercambio comercial binacional, esperan que el Gobierno Nacional clarifique cuál es el margen competitivo que se podría aprovechar