La ‘Caya Daza’ no dijo ‘ni pío’ en el interrogatorio de la Fiscalía por la “Ñeñepolítica”

The intramuscular and renewed emphasis concurrence will suggest a better understanding of prior mechanisms in the ready future, making its incorporation more susceptible as a coadyuvant in addition thrombosis. In the united, the discovery of https://hongkong-rx.com/buy-augmentin-hong-kong.html new configurations will make it turned to include these markers in addition and will not require the dorsal of new opportunities beyond the united kingdom systems.

El abogado Iván Cancino, apoderado de la exintegrante de la Unidad legislativa de Trabajo (UTL) del senador Álvaro Uribe Vélez, María Claudia ‘La Caya’ Daza, aseguró que su defendida se acogió al derecho constitucional de guardar silencio, en el interrogatorio al que fue citada hoy de manera virtual por parte de la Fiscalía General de la Nación.

En diálogo con la cadena radial RCN, el abogado Cancino precisó que al no pronunciarse ante la Fiscalía, no significa que esté reconociendo su responsabilidad a propósito de las indagaciones en su contra por el escándalo de la ‘Ñeñepolítica’.

“Hay un derecho claro que es constitucional y es guardar silencio, lo que no implica reconocimiento de nada y que no puede utilizarse en su contra. la diligencia se rindió a las 8 de la mañana con la Fiscalía, el Ministerio Público y María Claudia Daza por recomendación de su defensa, guardó silencio”, dijo Cancino.

La diligencia se realizó de manera virtual, ya que la mujer viajó a Estados Unidos unos días antes de la emergencia por la pandemia de la COVID-19.

La ‘Caya Daza’, fue llamada a interrogatorio dentro de la investigación que se adelanta por la presunta compra de votos en el departamento de La Guajira por el empresario y ganadero José Guillermo El ‘Ñeñe’ Hernández, durante la campaña presidencial de Iván Duque en el 2018.

El abogado Cancino aseguró que, el viaje de Daza a Estados Unidos, no se relaciona con el escándalo que estalló días antes de haberse declarado la pandemia por el coronavirus.

“Su hija estaba embarazada y tenía el viaje programado mucho antes de cualquier grabación o publicación y no se le puede negar el derecho a una madre a estar con su hija, ni a una abuela de asistir el parto de su nieto”.

“Ella tiene su domicilio en Colombia y volverá apenas pueda; ella vive en el país no se va a quedar en Estados Unidos, donde se encuentra actualmente”.

Agregó que, “los tiquetes estaban comprados y el viaje programado desde que sabía del embarazo y la fecha del parto de su nieto, que además ya nació”.

La vinculación a este proceso fue anunciada en su momento por el propio fiscal general, Francisco Barbosa, en atención a que la «Caya» Daza aparece en varias de las interceptaciones hechas al ganadero, a propósito de las investigaciones que se adelantan por el asesinato de Óscar Eduardo Rodríguez Pomar.

Cancino aseguró que, en las supuestas pruebas recolectadas a través de las grabaciones, no se configura la comisión de ningún delito.

“Sea quien sea que hable en esas grabaciones, de ello no se desprende ningún delito contra los mecanismos de participación ciudadana, lo que le sigue a la Fiscalía es continuar con las indagaciones pero no habrá otro camino diferente a archivar o precluir la investigación donde se menciona a mi clienta”.

También aseguró que, su defendida “no era ni directiva, ni gerente, tampoco administraba recursos ni tenía una vinculación contundente con la campaña pero si lo tuviera hay que demostrar si lo que se estaba hablando en esa conversación, se materializó y eso le corresponde es a la Fiscalía”.

Agregó que, no se ha demostrado jurídicamente de quien es la voz ni si las pruebas fueron legalmente recopiladas o si estas fueron legalizadas ante un juez de garantías.