Junior ya se enfoca en el clásico ante Nacional

Buscando una mejora en la zona defensiva para poder estar más tranquilo al momento de atacar. Esa es la consigna con la cual han trabajado esta semana el entrenador Arturo Reyes, quien junto a sus pupilos tendrá una verdadera prueba de fuego cuando enfrenté el próximo domingo 18 de septiembre al líder Atlético Nacional.

La victoria se hace más que necesaria para los rojiblancos. Teniendo en cuenta que más allá de ser un clásico regional. Los tiburones no conocen el triunfo hace dos jornadas, situación que de momento los mantiene fuera del grupo de los 8.

Esto en gran medida se ha dado debido a los problemas defensivos que no le han permitido sacar el arco en cero en los recientes seis juegos en donde pese a mostrar la intención de querer anotar y haberlo conseguido en algunas ocasiones no le da al final lo esperado que es salir con tres puntos que lo tengan en una mejor ubicación de la clasificación.

Al frente tendrá a Atlético Nacional, un elenco que se muestra solido en dicha competición hasta el punto de darse el lujo de ser el único invicto en nueve fechas disputadas. Los antioqueños con solo tres goles recibidos y el plus de hacer convertido 16 está a un paso de ir a la fiesta de fin de año. Algo que tiene ilusionada a su hinchada que sueña con titulo local después de 4 años.

Reyes, quien desde su llegada en la fecha 5 ha utilizado prácticamente el mismo once inicial, agregando algunas variantes durante estos cotejos no ha podido aplomar una defensa que le permita tener confianza a la hinchada que en su momento se sentía tranquila con el ya saliente Luis Amaranto Perea.

Para este encuentro surge la duda si le dará nuevamente oportunidad a Walmer Pacheco, quien sin explicaciones claras por parte del entrenador ha estado ausente desde el pasado 21 de agosto.

En la zona de ataque, los tiburones muestran luces de talento por momentos; pero aún carente de efectividad y eso que el DT le ha dado oportunidades a sus referentes Carmelo Valencia y Cristian Martínez Borja. Eso si esperando su oportunidad el juvenil Ferlys García.

Lo cierto es que tendrá varios días el estratega samario para afinar detalles de lo que será una final adelantad en sus aspiraciones de llevar a los tiburones a una nueva final en el rentado local.