«Hubo uso indiscriminado de la Fuerza por miembros de la Policía»: Claudia López

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, afirmó que hubo uso indiscriminado de la Fuerza por miembros de la Policía, en medio de las protestas por la muerte del abogado Javier Ordóñez, en un caso abuso policial.

«Lo que pasó anoche no solamente es lamentable, es posiblemente lo más grave que haya pasado en nuestra ciudad. Anoche hubo uso indiscriminado de la fuerza en varios puntos de la ciudad por parte de miembros de la Policía que no tenían ninguna autorización de usar esas armas ni de responder de esa manera», manifestó la alcaldesa.

López reconoció que hay evidencias sólidas del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Policía en por lo menos cuatro localidades: Verbenal, Suba, Kennedy y Bosa. Aclaró que el uso indiscriminado de armas de fuego no es un abuso policial, es un atentado directo contra las personas.

Aseguró que desde muy temprano dio instrucciones a su equipo para hacer un acompañamiento a las familias, no solo para auxiliarlas en su dolor sino para reconstruir con ellas qué pasó con sus familiares para que no quede en la impunidad.

«Hemos estado con las familias de los heridos, asegurando que reciban toda la atención y acompañando en el proceso de denuncia a las familias de las personas muertas es circunstancias que están aún por esclarecer, pero que, según los propios familiares, se trató del uso de armas de fuego por parte de miembros de la Policía. En Bogotá no vamos a tolerar el abuso policial», manifestó Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno de Bogotá.

Según las denuncias recogidas por un grupo de organizaciones defensoras de derechos humanos, que incluyen a la Corporación Jurídica Libertad y la Corporación Comité de Derechos Humanos Jesús María Valle Jaramillo en las operaciones llevadas a cabo este miércoles hubo un uso excesivo de la fuerza y abuso de poder por parte de miembros de la Policía.

En especial, las denuncias hacen referencia a lo ocurrido en el barrio Verbenal, en donde se señala a miembros de la Policía de dispararle en la cabeza a Cristian Camilo Hernández, quien era un trabajador domiciliario.

En la misma zona, se produjo la muerte de Jaider Alexander Fonseca, de 17 años, padre de un niño de 7 meses y quien trabajaba en un asadero. Según la denuncia, Fonseca sufrió tres heridas en un brazo y dos en una pierna.

Estas organizaciones también recogieron un listado de personas que resultaron heridas y que están siendo atendidas en centros hospitalarios, varias de ellas heridas con armas de fuego, presuntamente disparadas por miembros de la Policía.

Según la Alcaldía de Bogotá, 248 ciudadanos heridos anoche, de los cuales 58 lo fueron por arma de fuego.

«Anoche estuve en la MEBOG desde las 8:45pm hasta la 1:30am coordinando PMU Distrital. Nadie dio orden de usar armas de fuego, mucho menos de manera indiscriminada. Pero tenemos evidencias de varios lugares donde así ocurrió. Estamos reconstruyendo hechos con víctimas y familiares», manifestó la alcaldesa, quien pidió a la Procuraduría que asuma la investigación por esas denuncias.

La alcaldesa también ofreció apoyo jurídico gratuito a todas las víctimas que lo requieran.