Hospital ESE Cari abre sus puertas nuevamente para atender emergencia sanitaria

En los próximos días abre sus puertas nuevamente el hospital Cari ESE, al servicio del Departamento y la Región Caribe, para comenzar a operar ante la emergencia sanitaria del Covid-19.

La Administración departamental coordina las obras que se realizan en el centro asistencial, en donde más de 100 hombres y mujeres trabajan a toda marcha, de día y de noche, en el proceso de adecuación y mejoramiento de la infraestructura del Hospital para una eventual contingencia que pudiera generarse en el Atlántico.

Además, el personal verifica en la ESE el estado de las camas, los equipos biomédicos y la infraestructura en general, para así determinar qué se requiere en la dotación y entre en funcionamiento.

El Cari es uno de los centros de salud escogidos en el Atlántico para esta emergencia y, según proyecciones del Ministerio de Salud, podría convertirse en un centro de referencia para la Región Caribe, al disponer de más de 240 camas. De ellas 186 funcionarán en el área de hospitalización general y las restantes serán equipadas para la unidad de cuidados intensivos. El número podría aumentar si fuera necesario.

Poco a poco el hospital ESE Cari cobra vida en medio de una situación de salud pública que le permitirá regresar fortalecido y salir victorioso.

“Se está haciendo un gran trabajo, y en pocos días podremos ir habilitando algunos pisos. Es impresionante el compromiso de estas personas para terminar lo más pronto posible”, destacó la mandataria.

Diego Armando Sánchez, quien tiene a su cargo el grupo de obreros que labora en el Cari, es consciente del significado de poner nuevamente al servicio uno de los más importantes centros de salud pública de la Región Caribe. ”Sabemos la situación que está afrontando el país y el mundo entero, y esto es un reto que tenemos todos, que nos puede servir para mí, para mí familia, para cualquiera de nosotros o cualquiera que nos esté escuchando”, sostuvo.

El horario de trabajo de estas personas inicia a las 7 de la mañana, algunos regresan a sus casas pasadas las 7 de la noche. Otro grupo se queda sin parar, porque el tiempo no se detiene, como tampoco la propagación del virus, que parece no dar tregua.

Para brindar un servicio de calidad a los eventuales pacientes en el Cari, existe actividad permanente de recuperación desde el sótano hasta el piso séptimo de la planta física en pisos, paredes, techos, puertas, ventanas, iluminación, aires acondicionados y en adecuaciones hidrosanitarias.

Atlántico contará con zonas de aislamiento

Cabe anotar que, la Gobernación del Atlántico anunció hace días la habilitación de zonas de aislamiento temporal para albergar a pacientes con síntomas leves de coronavirus. Estos albergues funcionarán en las cinco subregiones del departamento, y contarán con todas las medidas sanitarias y con servicio de alimentación.

Los cinco lugares tendrán capacidad para atender, de manera simultánea, a 1.200 pacientes que no requieran hospitalización. Es decir, aquellas personas en las que el Covid-19 se desarrolla como una gripa común.

El primer albergue que entrará en funcionamiento, de ser necesario, será en la antigua Escuela de Policía de Soledad. Tendrá una capacidad para 200 pacientes; las camas para este primer punto fueron donadas por Muebles Jamar. En estos momentos se realizan adecuaciones, instalación de aires acondicionados, reparación de baterías sanitarias, ventanería y puertas.

La gran carpa que servía de zona de check-in en el aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz, mientras culminaban los trabajos de remodelación, también servirá como centro de aislamiento preventivo, en otro punto del Atlántico.

En ese sentido, el Departamento se encuentra trabajando en la habilitación de centros asistenciales, albergues, camas y dotaciones para casos eventuales de coronaviris.

Atlántico será beneficiado en disponer de ventiladores para casos extremos de Covid-19

De acuerdo, al ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, en medio de una batalla desigual entre 182 países por adquirir ventiladores, Colombia logró asegurar 1.510 de estos equipos que son indispensable para la atención de casos con complicaciones de Covid-19.

El objetivo es dotar por lo menos 7.500 unidades con ventilador adicional, para eso se firmó la compra de los primeros, aseguró el ministro de Salud.