Gobierno Distrital pide más solidaridad ante las basuras arrojadas en los arroyos

El gobierno distrital hizo hoy un nuevo llamado a la ciudadanía barranquillera, ante las basuras que están arrojando en el lecho de los arroyos.

Las alertas se han encendido por la cantidad de desechos detectada en las bocas de rejilla, donde en los últimos 20 días la Agencia Distrital de Infraestructura- ADI- ha recogido 20 toneladas de basuras.

El problema, según señaló el gerente de ADI, Alberto Salah, es que el taponamiento hace colapsar los desagües y generar emergencia por inundaciones.

Las imágenes, según pudieron detectar los funcionarios de la Agencia, son abrumadoras. En las vías por donde baja el agua a la canalización del arroyo Hospital, en el barrio Rebolo, se encontraron todo tipo de desechos en volúmenes impresionantes.

La zona de influencia de la canalización del arroyo Hospital comprende una población de 230.000 habitantes de la localidad Suroriente.

El fenómeno se evidenció en las calles 38 con carrera 33; 31 con carrera 35; carrera 35 con calles 29, 30 y 34, y en la 35 con 17.

“Allí encontramos verdaderos basureros a cielo abierto, que provocan el peligroso taponamiento”, dijo Salah.

Las basuras, en efecto, cubrían completamente las rejillas y no permitían el eficaz funcionamiento de la canalización, al no haber manera para que el agua pueda entrar. La principal consecuencia es la inundación de las calles y, eventualmente, de las viviendas del sector.

Las imágenes fueron captadas en la mañana y al mediodía, luego de la limpieza y el barrido que realiza la empresa Triple A.

La basura fue arrojada a pesar de que existía una alta probabilidad de que se presentara una fuerte lluvia en la ciudad.

El arroyo, que comprende 2.856 metros lineales, recorre los barrios Chiquinquirá, San Roque y Rebolo. En esa zona, después de las constantes precipitaciones que se han presentado en la ciudad en los últimos 20 días, se han recogido, aproximadamente, 20 toneladas de basura.

“Necesitamos un mayor compromiso, solidaridad y cultura ciudadana de estos grupos de personas, porque están provocando graves emergencias, las cuales, sin embargo, han tenido rápida y efectiva respuesta por parte de la Administración distrital”, dijo.

Esa irresponsabilidad de unos pocos podría afectar a muchos habitantes del sector, en especial a quienes viven en las casas que aún continúan por debajo del nivel de la 17. A esta situación se le suma el nivel del receptor natural del arroyo, el caño de la Ahuyama, que por esta época está por encima de sectores bajos del barrio Rebolo.

El llamado de las autoridades distritales cobra más vigencia teniendo en cuenta que desde durante todo el fin de semana hay altas probabilidades de fuertes precipitaciones en la ciudad.

“Es necesario que los habitantes de la zona y de toda la ciudad comprendan que los arroyos son una solución a una problemática que teníamos y que debemos cuidar los canales por donde transita el agua. La mejor manera de hacerlo es no arrojar basura, ni permitir que alguien más lo haga y mantener las rejillas libres se desechos”, manifestó Alberto Salah Abello.

“Exhortamos a la ciudadanía de todos los sectores de Barranquilla a darle un correcto y debido manejo a la basura y no arrojarla a las calles, arroyos y soluciones hidráulicas, para evitar los represamientos que terminan afectando a muchas personas”, sostuvo.

El otro gran problema es que esos desechos se convierten en agentes de contaminación ambiental y visual.

En ese sentido la ADI ha reforzado la pedagogía sobre el buen y adecuado manejo de las basuras durante el diálogo permanente que sostiene con los moradores del sector y en los recorridos informativos que, periódicamente, se llevan a cabo.

Para crear esa responsabilidad social trabaja de la mano con otras entidades distritales, que reconocen la importancia de darle a los ciudadanos herramientas para mantener a la ciudad como la de más desarrollo en Colombia, en los últimos años.

Al igual que la ADI, desde Ciudadano BAQ, iniciativa de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Barranquilla, se ha desplegado una estrategia que busca cambiar conductas y comportamientos en los barranquilleros.

Algunas de estas acciones están dirigidas a dar solución al problema de contaminación con residuos sólidos en espacios abiertos, haciendo foco en bulevares, parques y zonas donde hay especial incidencia de arroyos en las distintas localidades de la ciudad.

La ADI ha creado comités para promover buenas acciones en la ciudadanía. En estos participan los habitantes de los barrios y tienen como objetivo dinamizar las actividades para encontrar las soluciones a estas dificultades.

Estos cambios de conducta buscan crear nuevos hábitos que aporten a la solución de la problemática de basuras en la ciudad, partiendo del correcto manejo de residuos por parte de los barranquilleros desde sus mismos hogares, de tal manera que pueda existir un eficaz empalme con la labor de recolección que realiza la empresa Triple A y de esta manera facilitar el funcionamiento de todo el sistema de recolección de residuos en la ciudad.

La iniciativa distrital de Cultura Ciudadana, de la mano con líderes comunales y líderes barriales actualmente está en la tarea de conformar los comités de cultura ciudadana de Barranquilla, los cuales buscan vincular activamente a los habitantes de los barrios para que sean ellos mismos los que hagan parte de la solución, promoviendo la concientización y sensibilización con sus vecinos respecto al buen manejo de residuos sólidos en los hogares y en las comunidades.