Fue Calumnia a Hitler: No negó saludo a atleta negro Jesse Owens

En la Olímpiada de Berlín iniciada el 1 de Agosto de 1936,  Hitler fue el Personaje del Año para el New York Times en 1939 como se puede ver en las imágenes

Por Hedwig Mauer Simpsonr.dv De European and Times Wide World

Vea el artículo en su contexto original del
20 de agosto de 1939 , Sección SM , Página 3 Comprar reimpresionesLos suscriptores del New York Times * disfrutan de acceso completo a TimesMachine: vea más de 150 años del periodismo del New York Times, tal como apareció originalmente.SUSCRIBIR. Aquí aparece Hitler com

El 1 de agosto de 1936, se iniciaron las famosas Olimpiadas de Berlín, en las que se gestó, además de la extraordinaria hazaña del legendario atleta negro, Jesse Owens, y una de las mayores mentiras históricas de todos los tiempos: Hitler menospreciando al atleta y negándole el saludo:

Owens, logró lo que ningún otro atleta hasta ese entonces: ganar la medalla de oro en las pruebas de 100 y 200 metros planos, la de salto largo y por equipos, en la posta de 4 por 100.

-El antílope de ébano- lo llamó un sector de la prensa.
Pero alrededor del singular éxito de Owens, también se creó una singular falacia: Hitler, que odiaba a los negros y que preconizaba la superioridad de la raza alemana, se negó a saludar y felicitar al atleta y se fue del escenario haciendo un gasto de desprecio.

El portal http://cosas-del-deporte.blogspot.com/ reproduce lo que señaló el The Pittsburgh Press» del 24 de agosto de 1936:

-Owens era preguntado por su impresión sobre Adolf Hitler y el hecho de que no le felicitara en el podio a lo que el atleta respondió:

Hitler tenía cierto tiempo para llegar al estadio y cierto tiempo para irse. Sucedió que tenía que irse antes de la ceremonia de la victoria después de los 100 metros. Pero antes de que se marchara yo me dirigí a una transmisión televisiva y pasé cerca de donde él estaba. Él me saludó y yo le devolví el saludo. Creo que es de mal gusto criticar al «hombre del momento» en otro país- dijo el deportista

Otro portal, http://cosas-del-deporte.blogspot.com/., va un poco más allá y cita la propia autobiografía del atleta:

Incluso Owens fue quién desmintió el rumor. En su autobiografía The Jesse Owens Story (1970), confesó haber recibido una carta de felicitación oficial por parte de Adolf Hitler y el gobierno alemán. Asimismo en una entrevista para el diario The Pittsburgh Press en 1936, aclaró que sí estrechó la mano del alemán pero todo ocurrió tras las cámaras.  https://www.milenio.com/deportes/mas-aficion/el-buen-gesto-de-hitler-con-jesse-owens-que-no-tuvo-en-estados-unidos- indica la publicación

Pero hay más. Hitler en ese entonces, era tenido como un verdadero héroe, como un prohombre en los Estados Unidos y prueba de ello es que el agosto de 1939, el New York Times, lo declaró Personaje del Año y le dedicó la portada, que reproducimos ahí arriba.

¿Lo declaraban el Hombre del Año después de haber menospreciado a un ciudadano norteamericano?

Pero la gran hipocresía no termina ahí. Quienes sí le negaron el saludo y las felicitaciones a Jesse Owens, fueron las propias autoridades de su país, incluyendo al presidente, Franklin Delano Roosevelt, quien hacía campaña para la reelección y no quería ser visto acompañado de negros

Según señala el Portal  https://es.noticias.yahoo.com/ ,  el entonces Presidente de los EEUU, Franklin D. Roosevelt, se encontraba en plena campaña para ser reelegido en las elecciones presidenciales que se celebrarían el 3 de noviembre de ese mismo año. Por tal motivo se negó a recibir en la Casa Blanca a Jesse Owens y ni tan siquiera le envió un telegrama felicitándolo, algo que sí que hizo con otros atletas, entre ellos Glenn Morris quien tan solo había ganado una medalla en decatlón- agregando que el mandatario delegó en su equipo de campaña el avisarle al atleta que no era bienvenido

-Fue el propio Roosevelt quien comunicó a su equipo de campaña (del Partido Demócrata) la inconveniencia de recibir a Owens y las consecuencias que acarrearía si mostraba simpatías por el atleta afroamericano de cara al electorado de los Estados del Sur, donde todavía existía una gran mayoría de personas segregacionistas- puntualiza Yahoo.

¿Qué tal? Hitler, el racista, el de la superioridad aria alemana, felicitando al atleta norteamericano negro mientras  el presidente Roosevelt -en campaña reelecionista- negándose a recibirlo pues podría ser contraproducente para sus aspiraciones de seguir gobernando

Tomado De: Pepecomenta.com