‘Estamos seguros que ellos hacen parte de los calcinados’: familiares

Pedro Juan Montaño Carranza, James Mendoza Robles y Raúl Franco Cabello, cuando se enteraron del accidente salieron armados de pimpinas y se dirigieron hasta donde estaba al camión cisterna volcado.

La intención de ellos era el rebusque por la necesidad de no tener un solo peso en su bolsillo, ya que las ventas informales estaban pesadas.

Ayer sus familiares aseguraron que tristemente son tres de los siete calcinados tras la explosión del vehículo cargado con gasolina.

Cuando se enteraron del accidente, los tres jóvenes no dudaron en trasladarse hasta el lugar para rebuscarse la comida del día, con la venta de la gasolina que pudieran recoger del vehículo accidentado.

Pero a los tres se los quedaron esperando. Tras los hechos, desesperados sus familiares comenzaron a buscarlos en los centros asistenciales de Ciénaga y Santa Marta. En ninguno de estos centros asistenciales les dieron información de que estuviesen siendo atendidos en esos lugares.

“Estamos seguros que los tres hacen parte de los calcinados”, señaló un familiar.

Los restos de los siete que murieron calcinados fueron trasladados a Medicina Legal en Santa Marta, donde serán los peritos forenses los encargados de identificar plenamente a estas desafortunadas personas.