En julio, España abrirá de nuevo sus puertas a los turistas extranjeros

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este sábado que a partir de julio se abrirán las fronteras a los visitantes extranjeros de forma segura, medida que afectará a millones de visitantes, sobre todo procedentes de Gran Bretaña, Alemania y Francia, los tres principales emisores de turistas.

«Habrá temporada turística este verano», aseguró Sánchez en una comparecencia ante la presa de manera telemática, donde consideró que el sector juega un «papel fundamental» en la economía y la creación de empleo.

Con 83,7 millones de turistas en 2019, España es el segundo país del mundo que más visitantes extranjeros recibe y este sector representa el 12,3 % del PIB nacional.

Sánchez insistió en que esa reapertura se hará «en condiciones de seguridad».»España necesita del turismo y el turismo necesita seguridad en origen y seguridad en destino, por eso garantizaremos que los turistas no correrán ningún riesgo ni tampoco nos traerán riesgos a nuestro país», declaró el presidente del Ejecutivo.

El jefe del Ejecutivo, que dio hoy por doblegada la curva de contagios del coronavirus en España y dijo que «lo peor ha pasado ya». Anunció también que el próximo martes el Consejo de Ministros declarará diez días de luto oficial, el periodo más prolongado en la reciente etapa democrática, cuando todo el territorio español se encontrará en la fase 1 de desescalada, tal como había avanzado en otras ocasiones.

El próximo martes el Gobierno también aprobará el conocido como ingreso mínimo vital, que comenzará a cobrarse en junio y beneficiará a cerca de 850.000 hogares, un compromiso del actual gobierno para la legislatura, que en estos momentos se convierte en muy importante ante la crisis social que está provocando la pandemia.

Como otra muestra de la recuperación de la normalidad, Sánchez anunció también que la Liga de Fútbol se reanudará el 8 de junio, «en condiciones que garanticen la máxima seguridad».

El mensaje de Sánchez fue en dos direcciones: por un lado hacia el exterior, garantizando la apertura de un sector que acoge cada año a más de 80 millones de visitantes y por otro de puertas para adentro, animando a los españoles a hacer turismo dentro de nuestras fronteras: «Hay que aprovechar las grandes ventajas que tiene el país en turismo, siendo este un buen año para conocer nuestro gran país», precisó.

En su mensaje a los socios europeos, el presidente español ha asegurado que España garantizará la seguridad de los visitantes, pero también vigilará que abrir las puertas no signifique que lleguen nuevos casos de coronavirus: «España necesita turismo y seguridad en origen y destino, por lo que garantizaremos que los turistas no corran ningún riesgo ni lo traigan a nuestro país», ha declarado el presidente.