En cuarentena por coronavirus se encuentran Primer Ministro de Canadá y su esposa

La esposa del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dio positivo al nuevo coronavirus en una prueba médica, según un comunicado oficial difundido la noche del jueves.

“Sophie Gregoire Trudeau fue examinada para COVID-19. La prueba dio positivo”, informó la nota emitida por el despacho del primer ministro.

“Siguiendo el consejo médico, permanecerá aislada por el momento. Se siente bien, está tomando todas las precauciones recomendadas y sus síntomas siguen siendo leves”, detalló el comunicado.

En cuanto al primer ministro, se informó que “goza de buena salud y no presenta síntomas”, pero “como medida de precaución y siguiendo los consejos de los médicos, estará aislado durante un periodo previsto de 14 días”, aunque no será testeado por coronavirus.

De acuerdo con el comunicado, “el primer ministro continuará asumiendo plenamente sus deberes y se dirigirá a los canadienses”.

Horas antes de la confirmación, Trudeau anunció que su mujer presentaba síntomas similares a los de la gripe tras regresar de un viaje a Londres y “estaba siendo examinada”.

Como medida de precaución, el primer ministro había decidido ponerse en cuarentena y trabajar desde su casa, explicó su gabinete.

“Aunque no siente ningún síntoma, el primer ministro optó por trabajar desde la casa en autoaislamiento por (…) precaución hasta que se conozcan los resultados de su esposa”, informaron.

Trudeau tiene previsto entrevistarse por teléfono “con dirigentes internacionales”, y anuló una reunión prevista este el viernes en Ottawa con los primeros ministros de las provincias y territorios canadienses.

El mandatario canadiense y la viceprimera ministra Chrystia Freeland hablarán con esos dirigentes provinciales por teléfono para “barajar acciones colectivas para limitar la propagación del COVID-19 y proteger a los canadienses”, según el comunicado.

El coronavirus infectó a más de 150 personas en Canadá y dejó un muerto desde su aparición en diciembre en China.

Por su parte, la ministra de Salud canadiense, Patty Hajdu, pidió en el Parlamento a los ciudadanos que reconsideren “ir a áreas donde se encuentran grandes cantidades de personas, lo que puede incluir lugares como iglesias, centros comunitarios, conciertos y varios eventos deportivos”.