En agosto comenzará cobro de facturas de energía que se aplazaron a 24 y 36 meses

Los hogares colombianos que hayan diferido el pago de la factura de energía a partir del mes de mayo, como consecuencia de la pandemia que ha ocasionado la COVID-19, empezarán a evidenciar un leve incremento en su recibo de agosto, pues las empresas empezarán a realizar el cobro respectivo.

Es decir, que si un hogar de estrato 1 y 2 paga habitualmente 50 mil pesos por el servicio de energía, en agosto se deberá sumar alrededor de 1.300 pesos adicionales correspondientes al beneficio obtenido en mayo.

En la factura de septiembre se suma el diferimiento de junio y en octubre el beneficio de julio; es decir, a partir del décimo mes del año dicho hogar deberá pagar alrededor de 3.900 pesos adicionales durante 34 meses.

Mientras que para las familias de estratos 3 y 4, el diferimiento que se aplica es de 24 meses, por lo que la factura debe aumentar alrededor de dos mil pesos para un hogar que pague habitualmente 50 mil por el servicio y para octubre el incremento debe sumar cerca de 6 mil pesos.

Hasta la fecha, el Gobierno Nacional no ha prolongado el beneficio que permite a las familias no pagar el recibo de energía, difiriendo automáticamente este pago a 36 o 24 meses, por lo que a partir de agosto todos los hogares deberán cumplir con el pago total de la factura.

Giros

Por otra parte, el Ministerio de Minas y Energía anunció nuevos giros por más de 778.300 millones de pesos a empresas de gas en cilindro, energía eléctrica y gas natural por redes, para el pago de subsidios que actualmente benefician a usuarios de los estratos 1, 2, y 3.

Se pagaron más de 17.644 millones de pesos a empresas comercializadoras de gas en cilindro para cubrir los subsidios pendientes de 2019 y primeros tres meses de 2020, beneficiando a hogares de Caquetá, Nariño, Putumayo, San Andrés y Cauca.

En energía, son más de 370.884 millones de pesos para cubrir subsidios del primer y segundo trimestre de 2020. En gas natural por redes, se giraron más de 265 mil millones de pesos para cubrir el déficit del cuarto trimestre de 2019 y realizar un pago parcial correspondiente al primer trimestre del presente año.