Distrito entrega nuevos puestos a vendedores y recupera espacio público en el centro

Para 120 vendedores que se encontraban en la calle 32 entre las carreras 41 y 45 del centro de Barranquilla, la reubicación en nuevos puestos de trabajo marca el principio de una etapa esperanzadora para su actividad comercial y para aportar en la construcción de una ciudad imparable.

La Administración Distrital realizó esta relocalización, bajo el liderazgo de la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público, trabajando de la mano con estos vendedores para que el proceso, además de mejorar su calidad de vida, se integre al proyecto de peatonalización.

La articulación con los vendedores fue clave para que se llevara a cabo este tránsito, pues siempre han estado dispuestos y comprometidos a poner su granito de arena por la ciudad. “Me siento muy bien y a gusto con el trabajo realizado por la Alcaldía, tuvimos un buen trato y todo organizado para la reubicación. Desde muy temprano me vengo a mi nuevo puesto a organizar mi espacio para que mi clientela se sienta cómoda. Estoy contento”, afirmó Eduardo Sanmartín, un veterano en el oficio de la reparación de relojes con 45 años de experiencia.

El programa de peatonalización y los mobiliarios instalados en esa zona están brindando un mejoramiento a aquellos vendedores que cumplen con las condiciones requeridas para su relocalización. En los operativos del viernes 6 y lunes 9, «43 vendedores ya están en zona de peatonalización, se realizaron 19 audiencias públicas y se relocalizaron 35 puestos en lugares acordes a su actividad económica”, puntualizó la jefa de Espacio Público, María Teresa Rubio.

Por su parte Gemil Beleño, quien lleva 20 años en el oficio de venta de refrescos, en este sector, asegura que no se cambia por nadie con el nuevo espacio: “Yo, la verdad, no pensaba que en un futuro tendría un módulo más cómodo y sí, hoy es real. Nosotros sufríamos bastante cuando llovía porque la mercancía estaba en riesgo. La mayoría de nosotros teníamos chozas con maderas, plásticos y materiales que íbamos consiguiendo, y eso no era seguro con los aguaceros. Ahora vamos a estar más bacanos y tranquilos”.

Con la relocalización de estos vendedores se recuperan más de 1.293 metros cuadrados para el uso de la malla vial, entornos y las fachadas de los bienes patrimoniales que se encuentran en este sector, como es el caso del antiguo Banco Dugand, declarado en 1996 Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional, un bien patrimonial que se proyecta convertir en un espacio más de revitalización del centro histórico.

Los vendedores que hicieron parte de este proceso son aquellos que tienen derecho de confianza legítima. Es decir, que antes de la intervención de las vías del proyecto fueron encontrados en terreno ejerciendo su actividad económica y estaban en el censo de 2005 con verificación del año 2011.

Para la Asociación de Vendedores del Centro-Asovendedores- los procesos de relocalización que se han adelantado dan muestra de una gestión adecuada. “Afirmamos que la experiencia de reubicación ha sido positiva. Esperamos que el alcalde Jaime Pumarejo y la secretaria de Control Urbano y Espacio Público, Lizette Bermejo, continúen haciendo acompañamiento, pues este proceso apenas comienza. Nos sentimos satisfechos al ver la sonrisa de muchos de nuestros compañeros al contar con espacios más dignos”, afirmó el presidente de Asovendedores, Joaquín Cervantes.

La recuperación de la calle 32 entre carreras 45 y 41 también fue bien recibida por Asocentro, gremio de comerciantes formales, cuya directora ejecutiva, Dina Luz Pardo, manifestó que traerá muchos beneficios en términos generales para todo el comercio. “Después de muchos años deseando ver y solicitando el despeje de la calle 32, por fin vemos materializado el anhelo. La reconstrucción y habilitación de esta vía garantizará un mejor flujo vehicular en este sector que viene siendo el verdadero casco antiguo de Barranquilla”, apuntó Pardo.

El proceso

Para que el programa vaya acorde con los objetivos propuestos, el Distrito cumplió con todas las fases previas. Los vendedores a relocalizar fueron notificados con antelación a través de jornadas de pedagogía, actas de compromiso pedagógico y estudios socioeconómicos que permitieron un acondicionamiento para ellos y el proyecto.

Peatonalización en fase final

Con el reciente traslado de 43 vendedores, termina la fase final del programa de peatonalización. A partir de este momento, el Distrito mantendrá acompañamiento en materia de uso del espacio público y campañas de pedagogía que refuercen el sentido de pertenencia.