Con vuelo comercial entre Bucaramanga y Cúcuta se reiniciaron operaciones aéreas

En ambas ciudades el avión fue recibido con chorros de agua de dos máquinas de los bomberos aeroportuarios.
Colombia dio este martes el primer paso para la reanudación de sus operaciones aéreas comerciales, suspendidas desde marzo por la pandemia del coronavirus, con vuelos piloto entre las ciudades de Bucaramanga y Cúcuta, en el este del país.

Los vuelos son operados por la compañía Easyfly con aviones ATR42 con capacidad para 48 pasajeros que hoy comenzaron a cubrir la ruta entre los aeropuertos internacionales de Palonegro en Bucaramanga, capital del departamento de Santander, y Camilo Daza en Cúcuta, capital de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

La primera operación, siguiendo estrictos protocolos de bioseguridad, se inició a media mañana en Bucaramanga y el vuelo, con más de 30 pasajeros, llegó 40 minutos después a Cúcuta, donde recogió a otros 24 viajeros y volvió a la primera ciudad.

En ambas ciudades el avión fue recibido con chorros de agua de dos máquinas de los bomberos aeroportuarios situadas en las márgenes de las pistas que saludaron de esa forma la esperada reanudación de las operaciones aéreas.

Protocolos de bioseguridad

Para poder viajar, los pasajeros deben usar mascarillas todo el tiempo antes, durante y después del vuelo, así como respetar el distanciamiento social y usar materiales de desinfección, entre otros.

Además, todos los pasajeros deben tener en sus teléfonos celulares la aplicación CoronApp-Colombia, desarrollada por el Gobierno, y suministrar las informaciones sobre su estado de salud que les sean requeridas.

«Estamos cumpliendo a cabalidad todos los protocolos establecidos por el Gobierno (…) empezando por el ingreso a la terminal», dijo en Cúcuta a periodistas Alejandro Castiblanco, director de Área Concesionada de Aeropuertos de Oriente, empresa que opera las dos terminales aéreas.

Bucaramanga y Cúcuta fueron escogidas por el Gobierno para este plan piloto porque son ciudades que tienen un número de contagios muy inferior al de otras capitales de Colombia, donde el Covid-19 deja hasta hoy un total de 204.005 casos positivos y 6.929 fallecidos.

«Estamos haciendo tomas de temperatura, garantizando que nadie entre sin tapabocas, no se permiten acompañantes, revisamos y encaminamos a los pasajeros para que descarguen la aplicación CoronaApp y el pasajero que no tenga equipaje se direcciona a la sala (de espera)», añadió Castiblanco.

Cautro meses de paralización

Para contener la llegada de casos de Covid-19, el Gobierno colombiano suspendió los vuelos internacionales el pasado 23 de marzo y dos días después tomó la misma medida con los nacionales, reanudados hoy con este plan piloto que operará dos veces diarias en ambos sentidos.

«Nuestras tripulaciones, todos nuestros empleados están preparados para recibirlos; necesitamos integrar a Colombia, Colombia tiene que volver a ser la misma y mucho mejor de lo que era antes del 20 de marzo de este año», dijo el director de Operaciones de Easyfly, capitán Hugo Enrique Acosta.

La aerolínea destacó que los aviones usados «son de última generación con modernos sistemas que garantizan la renovación del aire durante el vuelo».

Entre los pasajeros del primer vuelo estuvo el director de la Aeronáutica Civil de Colombia, Juan Carlos Salazar, quien dijo al llegar a Cúcuta que se han cumplido todos los protocolos de sanidad tanto en el vuelo como en el embarque y desembarque.

«Hemos observado como este primer piloto nos permite ver en la práctica todos los pasos, todos los procedimientos incluidos en los protocolos de bioseguridad e ir mejorando la implementación de esos protocolos para garantizar que el transporte aéreo le ofrecerá toda la seguridad y la tranquilidad a todos los viajeros», manifestó el funcionario.

La ministra de Transportes de Colombia, Ángela María Orozco, manifestó por su parte en un mensaje en Twitter que con estos vuelos entre Bucaramanga y Cúcuta representan «un paso significativo para iniciar progresivamente la reactivación del transporte aéreo de pasajeros a nivel doméstico».

La paralización de la actividad aérea tiene sumida en una grave crisis a las empresas del sector, hasta el punto de que Avianca, la principal aerolínea de Colombia, se acogió el pasado 10 de mayo al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos.