Colombia y Perú jugarán por un «consuelo», para volver a casa al menos con una sonrisa

Todavía queda un escalón en el podio por completar, y quien suba probablemente lo haga con mayor satisfacción que el perdedor de la final de la Copa América.

Colombia y Perú jugarán por ese consuelo este viernes, para volver a casa al menos con una sonrisa.

Ambos vieron sus ambiciones frustradas en semifinales ante las potencias del continente. Perú cayó el lunes ante el siempre favorito Brasil por la mínima diferencia. Y a Colombia se le escapó el martes en los penales frente a la Argentina de Lionel Messi.

Si bien el técnico colombiano Reinaldo Rueda anunció que su objetivo es ese tercer puesto en el podio, caben las dudas sobre si el seleccionador les dará un chance a los jugadores que no han actuado en esta Copa América, entre ellos el arquero Camilo Vargas, los defensas John Lucumí y Carlos Cuesta, y el volante Baldomero Perlaza.

“La misión como entrenador es brindar espacio para todos. Hay que resaltar todo el profesionalismo con el que han afrontado. Sin embargo, ellos saben que tiene que haber un momento oportuno para que tengan minutos”, argumentó Rueda.

Colombia debe asegurar su cupo entre los tres primeros equipos de Suramérica. Debe ganarle a Perú y demostrar que después de Brasil y Argentina es el equipo que sigue en el escalafón.