Colombia: Una Constitución confusa y con 52 reformas en 28 años

Regionalización y Ley de Distritos no se reglamentan pero sí hay para debatir el fallo de tutela que obligó al presidente a retirar un trino de su cuenta de Twitter, lo que se ha convertido en una «Discusión Bizantina»

Si las armas nos dieron la independencia, las leyes nos darán la libertad: Francisco de Paula Santander

Es probable que en su momento, el prócer tuviera razón al afirmar eso, pero ¿Qué diría al ver la Constitución de hoy,que contiene 380 artículos básicos distribuidos en 13 capítulos, 61 más en otros ocho capítulos de disposiciones transitorias y más de 50 reformas, en 29 años de vigencia, es decir, casi dos por año? Y todo eso sin tener en cuenta que hay un conjunto de puntos, como las promocionadas y ponderadas regionalización y Ley de Distritos que no han sido siquiera reglamentadas.

Desde luego, una legislación así tan extensa y con puntos sin definir, se presta a millares de equívocos,de interpretaciones contradictorias, a que haya desgobierno, a una especie de anarquía y de fallos contradictorios que en muchas ocasiones, resultan acomodados para favorecer intereses políticos, económicos o de otra índole. Para muestra, un caso sencillo, quizá banal, fútil, que se presentó hace unos días con el presidente Iván Duque y que ha ocasionado más.polémicas que todas las registradas en la historia de Bizancio.

Esta polémica suscitada en las redes sociales a causa de un fallo de tutela que obligó al presidente Iván Duque a retirar de su cuenta de Twitter un trino en el que invoca a la Virgen de Chiquinquirá:

-Respetando las libertades religiosas de nuestro país y en clara expresión de mi fe, hoy celebramos los 101 años del reconocimiento a nuestra Virgen de Chiquinquirá como patrona de Colombia. Todos los días en profunda oración le doy gracias y le pido por nuestro país- fue el trino del presidente que ocasionó el fallo y la subsecuente discusión.

Un ciudadano interpuso una acción de tutela contra el presidente, y los magistrados le ordenaron retirar el trino.

-Es contradictorio con la imparcialidad que debe reinar en sus manifestaciones públicas- señala el fallo en uno de sus puntos. Y el país se convirtió en Bizancio

La Presidencia, respondió de manera inmediata:

-No existe una regulación específica sobre lo que el Estado, a través de sus entidades públicas puede o no hacer en materia religiosa, para evitar atentar contra la neutralidad y la laicidad con los que debe actuar, pues los pronunciamientos sobre el tema han sido jurisprudenciales; además que dicho tuit no tiene carácter de exigible, ni constituye un acto oficial- señala el comunicado, a los cual los magistrados respondieron de manera ambigua, si bien ratificando el fallo de tutela.

-Aunque la opinión se anunció en una cuenta personal, lo cierto es que el contenido que se publica en la misma deja la sensación y confusión a la comunidad de no serlo, pues por ahí se da cuenta de todas las actuaciones que despliega el gobierno, más que apreciaciones o situaciones de índole personal del gobernante-.dicen los magistrados, agregando que –lo que constituye una evidente exteriorización de creencia. 

Se anuncia ahora que el mandatario impugnará el fallo

Presidencia se la República impugnará el fallo de tutela que profirió el Tribunal Superior de Cali en el que ordena al mandatario Iván Duque  para dejar sin efectos el fallo en contra del Jefe de Estado- indicó la Oficina Jurídica de la entidad.

Todo esto se habría evitado, si tuviéramos una Constitución clara que delimitara con exactitud las formas. Cuando el Jefe del Estado actúa a modo personal y cuando lo hace a nombre del Gobierno. Eso hace la Iglesia Católica, por ejemplo

En el Papado no sucede una situación similar. El Lumen Gentium, una de las cuatro Constituciones promulgadas por el Concilio Vaticano en 1964 y aprobadas por el Papa Pablo VI, si es clara y taxativa sobre el tema:

La infalibilidad papal es un dogma que había sido definido en 1870 en el Concilio Vaticano I y que fue ratificado por el Vaticano II, expresando con claridad que el Papa solo posee esa condición de infalibilidad cuando habla ex cátedra sobre materia de fe y declarando que lo hace como pastor supremo y maestro de la Iglesia Católica universal 

Tiene que ser un pronunciamiento del Papa en representación de su posición como pastor supremo y maestro de la Iglesia Católica universal y el mensaje tiene que ser dirigido a toda la Iglesia- señala el portal  https://sfcatolico.org/ (San Francisco Católico).
De resto, el Sumo Pontífice puede expresarse sobre cualquier tema y sus palabras no serán consideradas como un pronunciamiento oficial de la Iglesia. Así lo señala el  Lumen Gentium y lo reseña el portal San Francisco.

-El Papa puede tener opiniones personales en temas militares, económicos o políticos y estas no son infalibles, porque no se refieren a la enseñanza de la fe y de la moral de la Iglesia-se indica.

De hecho, sólo ha habido dos ocasiones en las que un Papa se ha prenunciado como tal: Pío  IX en 1854 cuando definió el dogma de la Inmaculada Concepción de María )La Inmaculada Concepción de María, no de Cristo que es un dogma diferente) y el papa Pio XII en 1950 cuando definió el dogma de la Asunción de María. (María subida al cielo por una legión de ángeles)  Hace poco, el Papa Francisco contradijo uno de los principios bases del Catolicismo al negar la existencia del Infierno. La institución dijo que no había hablado como Sumo Pontífice sino como individuo y todo llegó hasta ahí.

En Colombia, en cambio, ocurre lo contrario. Un caso sencillo como este y ha generado una discusión tal que parece que habría que convocar un Concilio Ecuménico para resolverlo. Y a lo mejor, entraña una nueva reforma a la Constitución .