¿Carnavales no pero Fiesta de la Asamblea del BID sí? ¡Dios!

Cuando Carla Celia, directora de Carnaval S.A. habló sobre la celebración del 2021, la crucificaron. Pero ahora se habla de una fiesta parecida y en una fecha parecida, que es la Asamblea del BID, pero los críticos están en silencio….

Desde tiempos inmemoriales, el mundo se entregaba a la celebración de las Saturnales romanas durante 12 días, entre el 25 de diciembre y el 6 de enero. En su edición  el 7 de marzo del 2015, el periódico Hoy cuenta como las Saturnales, el Solsticio de Invierno organizado por los romanos, pasarían a ser ser Días Santos: y de los de mayor y más sentida celebración en el Catolicismo

-El mismo dios Saturno había dictado que durante las mismas, los esclavos tomasen el lugar de sus amos y viceversa. La inversión del orden, en todo, era de rigor. Para muchos autores el inicio de las festividades era el 25 de diciembre pero, en realidad, esto estaba determinado por el día del solsticio que suele tener lugar hacia el 21 de diciembre.  los Inocentes (28 de Dic.), la San Silvestre (31 de Dic.), el Día de la Circuncisión (1ro. de enero), la Epifanía o Día de los Reyes (6 de enero), etc. Estos 12 días aseguran la unión del año viejo con el año nuevo. 

Es necesario hacer notar, sin embargo, que costó mucho a la Iglesia imponerse. Estas, eran fiestas paganas, las cuales, en sus orígenes, la Iglesia desaprobaba de manera de manera categórica.
La publicación remata,señalando que  Las autoridades eclesiásticas supieron jugar de una manera muy hábil, logrando apoderarse de dichas celebraciones como si fueran fiestas cristianas y haciéndolas pasar a la historia como tales. 

Hoy en día, estas manifestaciones de paganismo continúan. Es cierto que se habla del Nacimiento de Jesús, de la familia que hay regalos para los niños, eventos en los templos donde se efectúan ceremonias religiosas, pero de igual manera, hay excesos como cuando las Saturnales. Alcohol, sexo, drogas, orgías etc…que en muchos casos son el común denominador de las fiestas.

¿Por qué entonces se presenta la hipocresía de criticar los festejos del mundo no católico, de desprestigiar a las Saturnales, descalificar a los paganos y hacer después lo mismo que ellos.

Todo este exordio, toda esta disquisición, para una pregunta inocente:

¿Por qué se criticó tanto a Carla Celia cuando habló de los Carnavales de 2021 y nadie se pronuncia cuando el alcalde Jaime Pumarejo ya anuncia estar preparando la fiesta de la Asamblea del BID?

La Asamblea del BID tiene también un carácter festivo: Llegará a la ciudad un sinnúmero de turistas y se presentará a Barranquilla como un centro de grandes convenciones:

Se recibirán unos 5 ó 10 mil visitantes. entre empresarios, banqueros, académicos, emisores de bonos, representantes de centrales de seguros, prensa, sociedad civil y demás, a quienes se le darán diferentes muestras de la vida de la ciudad y de su más importante insignia folclórica: El Carnaval  Una real y verdadera fiesta.

Cuando la directora de Carnaval S.A, Carla Celia, dijo que soñaba con «Un Carnaval por los barios», la crucificaron:

-Yo visualizo, por ejemplo, una Batalla de Flores con un desfile de carrozas más pequeño, que pase por algunas rutas de Barranquilla, por ciertos barrios, y que la gente salga a verla desde sus casas. Tengo ese sueño- dijo a finales de junio y estalló la tormenta:

En los últimos 28 días, en el Atlántico han muerto 1,3 personas cada hora por #Covid_19, las muertes se incrementaron un 560% y los nuevos casos un 435%. En agosto probablemente habría 3mil muertos. Y Carla Celia hablando de la Batalla de Flores.¡Dios mío, ten piedad!– trinó el 28 de junio el parlamentario Atmando Benedetti  El 27 de junio el colega José Granados Fernández decía a través de Twitter.

Mientras miles de familias sufren martirizadas por el contagio o muerte de sus padres, hermanos o hijos por Covid-19, y el resto de Barranquilla está angustiada, Carla Celia, directora del @Carnaval_S.A, habla de la Batalla de Flores 2021 y otros eventos. Indolente. Absurdo.

Por su lado, uno de los hacedores del Carnaval, Edgar Blanco, indicaba que el mensaje de Carnaval SA debería ser otro, porque mucha gente sufría

-No es el tiempo de pensar en el negocio, en la fiesta, es el tiempo de darle la mano, de abrazar a los que están sufriendo, a muchas familias, por los enfermos del covid-19, por los fallecidos; es el tiempo de apoyar a nuestras autoridades, de llevarles el mensaje a toda nuestra sociedad, del cuidado del distanciamiento, del tapabocas, del lavado de manos, ese es el tiempo que nos ocupa en estos momentos- dijo el organizador del llamado Carnaval de la 44, Edgar Blanco.

Pero ahora se anuncia la Fiesta de la Asamblea del BID con miles de visitantes, participantes en el evento y turistas buscan diversión, pero hay un silencio sepulcral.

El alcalde Jaime Pumarejo ya ha anunciado la Fiesta de la Asamblea del BID -que se aplazó este año a causa del Coronavirus- para una fecha casi coincidente con la de los Carnavales, entre el 17 y el 21 de marzo, pero ahora todos guardan silencio:

-La decisión de aplazar la asamblea, fue la mejor decisión en su momento. Nos permitió alistarnos para hacerla mejor. El reto es ahora mayor: tenemos que garantizar las máximas condiciones de bioseguridad para todos los asistentes y para los habitantes de la ciudad- afirmó el alcalde, agregando que:

Este evento será punta de lanza en el proceso de reactivación de la ciudad y, por supuesto, para los grandes proyectos económicos y sociales de Barranquilla.

Bueno, ahora yo pregunto ¿Es que ya no hay muertos  no hay familias martirizadas ni sufrimiento? Quiero recordarles que cuando Carla Celia habló sobre Carnaval, no había 866 infectados por el Covid 19 en un solo día y mucho menos los casi 50.000 contagiados que tiene el Atlántico en el día de hoy?

¿Dónde están las críticas a la Asamblea del BID? ¿O es que hay poderosos intereses que han puesto mordaza a las opiniones? Ustedes, lectores…¿Qué piensan?