Cárcel a quien viole toque de queda y ley seca en Barranquilla

Un conjunto de medidas de coordinación acordaron en mesa técnica los congresistas del Atlántico, el Gobierno Nacional, la gobernación, las alcaldías de Barranquilla y los municipios de este departamento, y la fuerza pública para consolidar un plan de acción que permita contrarrestar la expansión del COVID-19, bajar la tasa de contagios y salvar vidas.

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, destacó las principales conclusiones, orientadas a garantizar el cumplimiento de las normas de aislamiento preventivo y los cercos sanitarios, imponiendo sanciones a quienes estén incumpliendo las medidas.

El mandatario distrital agradeció el apoyo de la bancada de parlamentarios, de las Fuerzas Militares, y del Gobierno Nacional representado por los viceministros de Defensa, del Interior y de Salud, y precisó las siguientes conclusiones:

  • 400 hombres de Ejército y 30 de la Armada estarán a disposición para reforzar los  cercos sanitarios, lo que garantiza más control de las Fuerzas Militares para asegurar que se cumplan las medidas.

  • Se realizarán caravanas dentro de los cercos sanitarios, especialmente en las localidades Suroriente y Metropolitana, buscando cambiar el comportamiento de aquellos que están incumpliendo las medidas.

  • Se hará una vigilancia para determinar quiénes están violando las normas de manera reiterada, para ser conducidos a la UCJ y ser judicializados porque están poniendo en peligro la salud de todos.

  • El Gobierno Nacional enviará 120.000 auxilios alimentarios para distribuir en Barranquilla y el Atlántico, dentro de los cercos sanitarios.

El alcalde Pumarejo afirmó que “vamos a hacer una vigilancia muy importante a través de la fuerza pública y quien esté en flagrancia, de manera reiterada violando las normas de la cuarentena, de la sanidad, va a ser conducido a la UCJ, va a ser judicializado, y va a tener que enfrentarse a ejemplares acciones judiciales, porque esa persona nos está poniendo a todos en peligro, y por eso vamos a trabajar para que ellos detengan ese actuar que se constituye como un actuar criminal porque nos pone en peligro a todos”.

El general Jorge Vargas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía, también se refirió a este tema. “Le pedimos a la gobernadora y al señor alcalde que hay que alistar un sitio para poder trasladar a las personas que incumplan el código de policía o que sean judicializadas en el marco del artículo 368 del código penal, el que viole la medida sanitaria que tiene una pena entre 4 a 8 años”.

Este paquete de acciones permitirá una articulación importante entre Barranquilla y los municipios del departamento del Atlántico, con el propósito de hacer frente a la expansión de COVID-19 y enfocar el esfuerzo conjunto en salvar vidas de los ciudadanos.

El alcalde Jaime Pumarejo agradeció el acompañamiento de la bancada parlamentaria y de los representantes del Gobierno Nacional, con quienes se está haciendo equipo para lograr los objetivos trazados.