¿Bisexualidad de Emiliano Zapata? El Baile de los 41 Maricones

La polémica existía, pero se recrudece a raíz de un cuadro elaborado por el pintor Fabián Cháirez en la que presenta a Zapata desnudo, montado en un caballo, en pose femenina y con zapatos de tacón alto.

Emiliano Zapata, el prócer mexicano, héroe de la Revolución y líder de las conquistas campesinas, nació el 8 de agosto de 1879. Pero hace un par de años, empezó a hablarse más de la condición sexual del caudillo, que de sus acciones bélicas.

La polémica sobre la presunta homosexualidad del prócer ya existía, pero fue debido a una pintura -elaborada por el artista Fabián Cháirez- en la que aparece Zapata montado a caballo, desnudo, en una pose muy femenina y calzando zapatos de tacón alto.

La cuestión que se remonta a 1901, fue revivida ayer por https://www.excelsior.com.mx/  que señala que  Filtran primeras imágenes de la película ‘El baile de los 41’  cinta que está basada en la historia real de una sociedad clandestina de homosexuales encontrada durante el Porfiriato, a la que pertenecía Ignacio de la Torre, el yerno del entonces presidente (Se refieren a Porfirio Díaz)

En su momento, la anécdota se conoció como El Baile de los 41 Maricones, pero llama la atención que se aluda a eso en la fecha en que se cumplen los 141 años del nacimiento de Emiliano Zapata. el héroe de la Revolución Mexicana, quien de manera indirecta aparece involucrado en el asunto.

La historia cuenta que la noche del domingo 18 de diciembre de 1901, la policía atendiendo una misteriosa denuncia, allanó una residencia en la Calle 4 ª de La Paz donde se celebraba –un gran baile singular- decía El Excelsior en una publicación en la fecha pero de 2016 y añade

-Cuarenta y un lagartijos, disfrazados la mitad de simpáticas muchachas, bailaban como el que más. La otra mitad con su traje, es decir, de masculinos, gozaban al estrechar a los famosos jotitos vestidos de razo y seda al último figurín con pelucas bien peinadas y moviéndose con chic.

Lagartijos y pollos era el calificativo que se le endilgaba en el México de la época a los jóvenes de clase adinerada, que por regla general vivían de la fortuna de sus padres, no hacían nada, sólo dedicados a la holgazanería y el ocio, a los que los gendarmes en muchas ocasiones tildaban de «afeminados».

En la Fiesta, según cuentan los periódicos de la época, había 42 individuos, pero pronto, la información fue modificada; eran solo 41. Habían quitado de la lista a José Antonio Torres y Mier, el yerno del presidente Díaz, a quien no detuvieron pese a su activa participación en el jolgorio. Se ejerció la censura periodística.

De Torres y Mier se dice que heredó de sus padres a la edad de sólo 15 años, una enorme fortuna representada en un complejo azucarero, considerado el mayor de México, entre los estados de Morelos y México.

Esto hizo que el presidente Porfirio Diaz,  propiciara el matrimonio entre su hija Amada el joven y acaudalado hacendado. quien por su condición de yerno del mandatario, salió de la lista inicial de 42.

Para los mexicanos, el número 41 no tiene nada de atractivo. Según http://www.wikimexico.com/

-Al mexicano le causa tal conflicto dicho número que no existe ni en divisiones del ejército, ni en batallones, ni en la policía; no se da a elegir incluso en equipos deportivos; rara vez se encuentra una habitación de hotel o en placas de los carros; y ni que decir de la edad, los hombres pasan de tener cuarenta años, a tener cuarenta y dos automáticamente. Y aquellos que sepan que el hombre en cuestión tiene cuarenta y uno, es motivo de burlas pues dicen que en cualquier momento puede cambiar su inclinación sexual. En fin, parece ser que entre más macho, más miedo al número- subraya el portal

Bueno, con este De la Torre y Mier, es con quien se dice que el legendario héroe de la Revolución Mexicana,  Emiliano Zapata, tuvo una relación homosexual y así lo revelaron los periódicos La Hoja Suelta y Excelsior, citando como fuente a Amada, la esposa De La Torre y Mier

-Ignacio de la Torre y Mier, visitando sus dominios cañeros del estado de Morelos, conoció a Emiliano Zapata y —dicen— se prendó del bigotón. Se lo llevó a vivir a su casa en Plaza de la Reforma como caballerango. En algún momento, la esposa de Mier, Amanda, escribe que encontró a los dos revolcándose en las caballerizas. De ahí surgen los chismarajos sobre la bisexualidad del Caudillo del Sur. La versión oficial es que Zapata se regresó a hacer la Revolución porque se dio cuenta de que los caballos de su patrón vivían en mejores condiciones que los peones de Anenecuilco. Eso dice- señalan las publicaciones,

-Como contrapartida, quedan múltiples declaraciones de Zapata en contra de los afeminados, las muchas mujeres con las que estuvo y su obsesión por masculinizar su aspecto con ese gran bigote que le hizo proverbial. Realidad o despecho, mito o resentimiento, lo cierto es que la figura de Zapata ha generado no pocas controversias- señala a manera de colofón el portal http://homocronicas.blogspot.com/2013/10/ignacio-de-la-torre-emiliano-zapata-y.html …