Avanza implementación de protocolos para que los colombianos vuelvan a las playas

El uso de las playas en Colombia sigue restringido debido a la pandemia del coronavirus, pero ya se comenzaron a preparar los protocolos pertinentes para reabrirlas en la época poscovid-19 para promover el sector turístico.

Justamente, la Dirección General Marítima presentó al Ministerio de Salud el protocolo que incluye un espacio de 10 metros cuadrados por persona en la ocupación de las playas.

 “Antes una persona ocupaba cuatro metros cuadrados, ahora una sola persona debe ocupar diez metros cuadrados (…). Junto con todos los elementos de bioseguridad que han sido establecidos por el Ministerio de Salud, como gel (antibacterial), alcohol y el control de ingreso serán parte del reto de las alcaldías y las gobernaciones a nivel local y costera”, dijo el director general de la Dimar, contralmirante Juan Francisco Herrera Leal.

La idea es que los protocolos que se están adelantando se difundan a todas las alcaldías y gobernaciones costeras, además de encuentros con las entidades de San Andrés y Providencia.

Dentro de las restricciones está la prohibición del ingreso de mascotas a las playas, además de las aglomeraciones y eventos como conciertos y deportes de playa.

Por otro lado, el consumo de alimentos será exclusivo de zonas autorizadas como quioscos, restaurantes o zonas de comida que cumplan con los protocolos.

Sobre el tema de bebidas, el protocolo establece una restricción a cuatro bebidas alcohólicas (máximo) por persona.

Además, en las playas se deben garantizar puntos de suministro de alcohol glicerinado cada 100 metros.

Cabe destacar que el documento de regulación para el uso de playas está en su etapa de presentación y revisión, para posteriormente ser aprobado por el Gobierno nacional y finalmente presentar a las entidades regionales, que lo podrían ajustar a su caso en particular.

En días pasados, 44 expertos de 12 países definieron recomendaciones desde diversas áreas: ambiental, económica y psicológica, con el fin de responder a la pregunta ¿Cómo será el nuevo turismo en las playas?, dando recomendaciones para un sector que tiene totalmente cerradas sus actividades, con pérdidas de millones de dólares, en especial destinos como Cancún o República Dominicana, donde hay más de 300.000 habitaciones de hotel vacías por la falta de turistas.

La Red Iberoamericana de Gestión y Certificación de Playas (Proplayas) publicó un documento con recomendaciones para reactivar el turismo en las playas turísticas de Iberoamérica en el contexto de la covid-19.

El documento define en total 16 recomendaciones puntuales y específicas para el fortalecimiento de la gestión de las playas, convirtiendo la crisis en una oportunidad para la economía local y la conservación de los ecosistemas. Habla de acciones tales como reducir la densidad de usuarios en las playas o aumentar los niveles de confianza en los turistas.

Estas son las medidas presentadas por la Dimar:

Interacción en la playa

– Distanciamiento mínimo de dos metros entre trabajadores y usuarios.

– Están prohibidas las aglomeraciones y eventos como conciertos y deportes de playa.

– Evitar el intercambio de equipos de trabajos.

– Prohibir las ventas ambulantes.

– El uso de EPP es obligatorio.

– Desinfectar celulares.

– Están prohibidos los servicios de contacto físico como masajes.

Alimentación

– El consumo de alimentos será exclusivo de zonas autorizadas como quioscos, restaurantes o zonas de comida que cumplan con los protocolos.

– Elementos como cubiertos, platos y vasos deben ser de un solo uso.

Organización laboral

– Se deben establecer turnos para trabajadores y usuarios.

– Supervisar condiciones de distanciamiento social.

Interacción con terceros

– Fomentar los pagos por medios electrónicos o establecer protocolos para manejo de efectivo.

– Establecer horarios escalonados para apertura y cierre de playas.

– Está prohibido el ingreso de menores de 12 años y mayores de 70 años.

– Llevar registro de ingreso con dirección y teléfonos para poder contactar a las personas en caso de presentarse contagios.

– Limitar tránsito de las personas a lo largo de la playa.

– Prohibir actividades de carreteo.

– Restringir el consumo de alcohol a cuatro bebidas por personas máximo.

– Prohibido el ingreso de mascotas.

Desplazamientos

– Embarcaciones deben contar con elementos de protección.

– No se debe superar capacidad de carga de pasajeros guardando distancias de 1,5 metros.

– Cumplir con los protocolos de transporte marítimo.

Adecuación

– Definir capacidad de carga de las playas de tal manera que a cada persona le corresponda un espacio de 10 metros cuadrados.

– Demarcar un punto de entrada y salida y hacer control de temperatura para el ingreso.

– Definir áreas para lavado de manos.

– Puntos de suministro de alcohol glicerinado cada 100 metros.

– Definir sitio de aseo y desinfección fuera de la arena.

– Limitar los parqueaderos al 50 % y desinfectar los vehículos.

– Dos metros de distancia entre carpas y tres metros entre sillas o camas. Cada fila deberá tener una separación de cinco metros.

– Zona de venta de elementos de artículos de playa con distancia de dos metros entre vendedores.

– Señalización informativa.

– Generar un formato de cumplimiento del protocolo para revisión de las autoridades.

Mantenimiento

– Debe haber responsables de la limpieza y mantenimiento de la playa.

– Limpieza y desinfección de elementos de uso compartido como sillas, camas de bronceo, mesas, sombrillas, etc.

– Mantenimiento a sitios comerciales dentro de la playa.

– Control de roedores e insectos.

– Manejo de fichas técnicas e instructivos.

– Evitar el uso de cabinas o túneles de desinfección que no cuenten con autorización.

Herramientas de trabajo

– Higiene y limpieza de elementos de trabajo como flotadores, sillas, carpas, camas, etc.

– Manejo de ropa de trabajo.

– Recomendaciones a los usuarios de la playa.

Elementos de protección personal

– Entregar kits de protección personal a los trabajadores de la playa.

– Controlar la disposición final de los EPP.

Manipulación de insumos

– Proveedores de carpas y otros elementos deben acatar los protocolos de bioseguridad.

– Establecer protocolos de limpieza y desinfección de elementos.

– Cada trabajador de playa debe disponer de paños y gel desinfectante.

– Evitar contacto físico entre personas.

Manipulación de residuos

– Disposición de recipientes para la recolección de residuos.

– Cada usuario es responsable de sus residuos.

– Separación de residuos en bolsas debidamente selladas.

Control de capital humano

– Carnetizar a los trabajadores de la playa.

– Establecer protocolo de desinfección para el ingreso.

– Capacitar a los trabajadores en prevención de covid-19.

– Personal de salvamento y rescate debe evitar el contacto boca a boca.

– Quien no cumpla con los protocolos puede ser expulsado de la playa.

– Disposición de recipientes para la recolección de residuos.

– Distanciamiento mínimo de dos metros entre trabajadores y usuarios.

Las medidas «serán parte del reto de las alcaldías y las gobernaciones a nivel local y costera, que van a tener que implementar con un comité local de playas», indicó el contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, Director General Marítimo, citado por Blu Radio.