Asociaciones de padres de familia piden al gobierno subsidios educativos

El presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, Carlos Ballesteros, aseguró que es necesario que se empiecen a generar subsidios para el sector educativo, ante el regreso de las clases presenciales a partir del mes de agosto en el país, de acuerdo con el decreto que emitió el Ministerio de Educación.

En diálogo con medios radiales capitalinos, Ballesteros precisó que la emergencia por la propagación de la COVID-19 ha generado crisis económicas a miles de familias que hoy no cuentan con los recursos para poder seguir pagando las pensiones de los colegios donde estudian sus hijos, que se suma al temor de volverlos a enviar a las aulas de clase, por el riesgo de contagio.

«Estamos buscando encontrarnos en un punto intermedio que permita darnos cuenta de lo que puede pasar con este regreso abrupto a clases», dijo.

Agregó que todavía hay muchas dudas, como por ejemplo definir si la entrega de los elementos de protección para evitar el contagio entre los estudiantes, serán asumidas por los planteles educativos o por los padres de familia.

«Hay varios temas. No se puede obligar a un colegio de estrato 1, 2 y 3 a que se endeuden y menos teniendo en cuenta que muchos padres de familia han perdido la fuente de trabajo. ¿Cómo van a cumplir si no hay recursos?», advirtió.

En ese sentido, el representante de las Asociaciones de Padres de Familia, señaló que es necesario que el Gobierno subsidie muchas instituciones educativas en el país, para evitar que por cuenta de la pandemia, se dispare al deserción escolar. «Necesitamos un subsidio tal como se lo pedimos a la Ministra de Educación. Es realizar algo parecido en los años 90», aseguró.

Ballesteros precisó que necesario que se realice una reunión urgente entre el Gobierno Nacional y las Asociaciones de Padres de Familia, para que se tomen las medidas necesarias que permitan esa reanudación a clases presenciales de una forma gradual y segura.

Finalmente, el presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, concluyó que en este momento de la crisis derivada de la emergencia sanitaria no se debe pensar en créditos educativos para que se endeuden los padres de familia y las instituciones educativas, sino el otorgamiento de subsidios para ayudar a ese sector y evitar que haya una alta deserción escolar.