Asesinado de balazo en La Chinita le habían dado 20 puñaladas hacía 15 días

José Antonio Mantilla Hernández el pasado 19 de abril sobrevivió a un ataque de 20 puñaladas, 14 de ellas en el cuello, en hechos registrados a la vuelta de su casa ubicada en la carrera 14 No 15-05, barrio La Chinita.

El domingo, a las 9:45 p.m. en la calle 14A con carrera 13, del mismo barrio, el hombre de 35 años no pudo hacerle el quite a la muerte.

Un sicario lo asesinó de un balazo en la cabeza, por motivos que son materia de investigación por parte de las autoridades.

Llegaba a su casa

William Enrique Mantilla y Geraldine Mantilla Hernández, padre y hermana de la víctima, llegaron ayer desde bien temprano a las dependencias de Medicina Legal a reclamar el cadáver de su ser querido.

Explicaron que al momento de los hechos, José Antonio regresaba a su casa después de haberle llevado un mango a una tía que vive cerca.

“Mi hermano pasó todo el día en la casa, pero ya en la noche de un momento a otro salió para donde una tía que vive a la vuelta de nosotros para darle un mango. De regreso un tipo se le acercó y le dio el balazo. Murió ahí mismo”, aseguró el ama de casa.

La inspección del cadáver fue realizada por miembros de la Sijin en turno.
Geraldine agregó que lo único que se llevó el sicario fue la gorra que llevaba puesta su hermano. “José no llevaba nada de valor consigo, ni siquiera tenía celular y no entiendo porque el que lo mató se llevó la cachucha. No creo que lo hayan matado por una gorra”, expresó la hermana del hoy occiso.

Ataque a puñaladas

El 19 de abril en horas de la noche Mantilla Hernández estaba en la esquina de su casa, debajo de un palo de mango fumándose un cigarrillo de marihuana.
De un momento a otro, de acuerdo al relato hecho por la hermana de la víctima, del palo bajaron dos desconocidos que estaban ocultos entre las ramas y lo atacaron con arma blanca.

“Esos tipos le dieron a mi hermano 20 puñaladas, 14 de ellas en el cuello y el resto en el pecho y brazos. No sé cómo sobrevivió en esa ocasión”, expresó Geraldine Mantilla, quien manifestó que nunca supieron los motivos de ese intento de homicidio.

Había salido de la cárcel

De José Antonio Mantilla Hernández su familia indicó que hace un mes había salido de la cárcel donde estuvo por el robo de un celular, era soltero, dejó una hija de 17 años.