Asamblea creó comisión accidental para buscar soluciones a problemática ambiental de Mesolandia

Tras la sesión descentralizada que se realizó en el barrio Mesolandia, en el municipio de Malambo, se tomó la decisión de crear una comisión accidental que tendrá la responsabilidad de trabajar de manera permanente en la solución a los problemas de contaminación que tiene la ciénaga y que fueron expuestos por la comunidad y expertos durante la jornada de trabajo de la Asamblea del Atlántico en este territorio.

La comisión accidental se reunirá el próximo martes y estará conformada por los diputados Lourdes López, Federico Ucrós, Nicolás Petro, Santiago Arias y Miguel Ramos.

Además, se convocó a los alcaldes de Malambo, Soledad, Sabanagrande, Palmar de Varela y Ponedera; a la Secretaria de Agua Potable de la Gobernación y se invitó al procurador ambiental, al defensor regional del Pueblo, al director de la CRA, a la secretaria de Salud, dos representantes de las organizaciones sociales, dos concejales, al contralor departamental y al director de la Aunap.

Esta sesión descentralizada, propuesta por la diputada Lourdes López, es la primera que se realiza en la vigencia 2020, y tenía como propósito escuchar a la comunidad sobre la difícil situación ambiental de la Ciénaga de Mesolandia, cuerpo de agua que está contaminado por residuos industriales de las empresas aledañas.

Lo anterior, ha puesto en riesgo la salud de la comunidad y ha afectado la pesca en este cuerpo de agua; por eso, se decidió escuchar a la comunidad para solicitarle a las autoridades, en el tema ambiental y de salud, que se tomen acciones tendientes a recuperar la ciénaga.

Aparte de la comunidad, en esta sesión hicieron presencia los representantes de la Alcaldía de Malambo, concejales del municipio, representantes de la CRA, de la Secretaría de Agua Potable, la Defensoría del Pueblo y del sector salud.

La diputada que propuso la sesión (Lourdes López), aseguró que la situación ambiental en Mesolandia es crítica y pidió que la Ciénaga sea sujeta de derechos para poder preservar este cuerpo de agua.

Reiteró que esta problemática se replica en otros cuerpos de agua en el departamento y que el Atlántico es el territorio más desértico después de La Guajira.