Abogado de Enrique Vives solicita libertad y atención médica para estrés postraumático de su defendido

La audiencia para la apelación del empresario continuará el próximo martes 21 de septiembre a las 2:00 p.m.

Luego de que la juez Primera Penal Municipal de Santa Marta envió a la cárcel al empresario Enrique Vives Caballero, sindicado de atropellar a siete jóvenes en el sector de Gaira el pasado 13 de septiembre, cuando presuntamente manejaba borracho, su abogado solicitó la apelación.

Este lunes se realizó la audiencia en la que Alex Fernández, defensor de Vives, pidió que se declarara nulidad de la medida de aseguramiento contra el investigado.

Enrique Vives es trasladado a la cárcel Rodrigo de Bastidas
Enrique Rafael Vives Caballero fue trasladado efectivamente en horas de la tarde de ayer al centro penitenciario Rodrigo de Bastidas de la ciudad de Santa Marta, pero no se ha cumplido su ingreso ante la disposición de no recepción de nuevos internos a causa del hacinamiento. Por lo que se está a la espera de la autorización expresa de la dirección del Inpec desde Bogotá.

Según el abogado, las afirmaciones de que Vives se encontraba en estado de alicoramiento y conduciendo en exceso de velocidad, no tienen fundamento legal, porque no fueron acreditadas.

En la exposición, insistió en que el empresario no fue el principal responsable del accidente ocurrido y aseguró que la decisión de la juez fue “infortunada” pues, según él, el despacho no tuvo en cuenta ninguno de los elementos probatorios que suministró la defensa en el trámite de la audiencia del sábado.

“No comparó los elementos que la defensa puso a disposición. Cuatro entrevistas que manifestaban que mi representado no conducía a exceso de velocidad y que mi representado fue absolutamente colaborador dentro de las circunstancias del siniestro. Usted no incorporó estos elementos. Tampoco incorporó el informe de investigador de campo. Decidió no aportarlos al debate, aunado a lo anterior decidió usted omitir las certificaciones”, dijo el abogado en la audiencia a la juez.

Para la defensa, Enrique Vives no actuó de manera dolosa, porque nunca tuvo la intención de afectar la integridad de una persona.

Así mismo, reiteró que fueron los siete jóvenes quienes cumpliendo un rol de peatones estaban invadiendo una carretera nacional en el carril izquierdo de velocidad.

Para sustentar su pretensión, el abogado defensor dijo que el informe de accidentología vial dice: “que los peatones invadieron el carril donde sólo debían transitar vehículos, teniendo enfrente un puente vehicular”, y agregó que la Fiscalía solo argumentó que su defendido manejaba en estado de embriaguez y en exceso de velocidad, lo cual es insuficiente para que enviar a la cárcel a Enrique Vives Caballero.

El abogado Fernández le solicitó al Juez de Segunda Instancia declarar nula la medida de aseguramiento y ordenar la libertad inmediata a Enrique Vives, o en su defecto, considerar una detención privativa de la libertad en su lugar de residencia.

Además, pidió “brindarle asistencia médica permanente al señor Vives para su acompañamiento a la situación de estrés postraumático que presenta”.

La audiencia continuará este martes, sobre las 2:00 de la tarde, para que la Fiscalía y la Procuraduría realicen su intervención.