‘A Fernando Cepeda no lo mataron paramilitares sino integrantes del ELN’: Defensa de Silvia Gette

El abogado Luis Arturo Jiménez Cely, defensor de la ex rectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette Ponce, con pruebas en la mano, aseguró que el crimen del ganadero Fernando Cepeda Vargas no lo cometió ningún paramilitar como ellos mismos lo han dicho en varios escenarios, para armar un ardid en contra de su defendida, sino que fueron integrantes del frente Domingo Barrios del Eln que operaba en la Costa Caribe colombiana en el año 2000.

Las motivaciones que tuvo el Eln para asesinar a esa persona, según explica el jurista, era porque semestralmente algunos empresarios y ganadores de la región debían pagar a esa guerrilla como ‘vacuna’, la suma de 10 millones de pesos, entre ellos el señalado ganadero, pero como éste supuestamente empezó a denunciar ante el Gaula y los paramilitares que la guerrilla del Eln lo estaban extorsionando, los insurgentes se enteraron de ese hecho y procedieron a dar la orden para ejecutarlo.

Según la declaración que rindió el ex guerrillero y ex comandante del grupo urbano Frente Domingo Barrios, Alejandro González Olivera, alias ‘Fabio’, hoy acogido a Justicia y Paz, en el año 2000 ese frente operaba en Barranquilla y sus alrededores.

El ex comandante guerrillero alias ‘Fabio’ en el año 2013 buscó contactarse con el abogado de la defensa de la ex rectora Arturo Jiménez Cely para contarle la verdad de lo ocurrido, donde los paramilitares estaban enredando a su defendida Silvia Gette Ponce.

El abogado Jiménez Cely una vez enterado del interés del ex guerillero de dar su testimonio sobre lo ocurrido, fue a la cárcel de Chiquinquirá, Boyacá, donde se entrevistó con Alejandro González Olivera, alias ‘Fabio’, quien le manifestó sin ninguna contraprestación, que era de su interés decir la verdad sobre lo sucedido con la ex rectora, porque así debía hacerlo ante el Despacho de Justicia y Paz como en efecto ocurrió, y era que al ganadero Fernando Cepeda Vargas lo había asesinado el Eln por informar a los paramilitares y al Gaula que venían siendo extorsionado con 20 millones de pesos anuales como pago de vacuna.

Esta información que rindió como testimonio el ex comandante guerrillero del frente Domingo Barrios, alias ‘Fabio’, fue entregada el 29 de noviembre de 2013 por el abogado Arturo Jiménez Cely al entonces fiscal 15 de la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía General de la Nación, René Lemus Ospina.

En la carta enviada por jurista al fiscal 15 de la Unidad de Terrorismo en aquel entonces le dice: en forma comedida le solicito se sirva estudiar la viabilidad de disponer la práctica urgente de la siguiente prueba testimonial, por considerarlo de suma importancia acorde con los siguientes razonamientos: Precedente de la Prueba: Desde hace más de un mes, por diferentes medios venía siendo informado, sobre la urgencia de una persona privada de la libertad en hablar conmigo sobre el caso de Gette, pero nunca le quise prestar atención, hasta que la semana pasada entró una llamada a mi celular (), de un abonado que dijo ser procedente de la cárcel de Chiquinquirá: Quien realizó la llamada se identificó como Alejandro Segundo González Olivera, alias ‘Fabio’, ex integrante del ELN y actualmente a disposición del despacho 29 de Justicia y Paz, e hizo hincapié en la necesidad de charla conmigo, pues según él tenía conocimiento respecto a la muerte de Fernando Cepeda.
Le manifesté que tan pronto tuviese tiempo pasaría por el centro carcelario.

Este documento que acredita que el ex guerrillero fue acogido en Justicia y Paz.

En el curso de esta semana siguió insistiendo en sus llamadas y mediante mensaje de texto en el cual tengo guardado, agregando que el investigador del CTI, adscrito a su caso le había hecho comentarios en cuanto a la manipulación del proceso contra Silvia Gette por el delito de homicidio, situación que ya movió mi interés y por ello me desplacé el día de ayer a la cárcel de Chiquinquirá a donde ingresé a las dos y cuarenta de la tarde y me entrevisté con el citado detenido previa averiguación de quien se trataba y en la Oficina Jurídica me brindaron la correspondiente información, corroborando su identidad y que además es el Coordinador de Derechos Humanos dentro del penal.

La carta continúa y en la misma el abogado de la defensa le dice al fiscal Lemus que considera el testimonio es de suma importancia para garantizar el derecho de Defensa de su defendida, que hasta el momento se ha visto amenazada en todos los escenarios por manipulaciones internas y externas, por las siguientes razones:
1.-Porque acorde con lo manifestado por el detenido, si su testimonio tiene concordancia, contundencia, y certeza, probaría de una vez por todas que quedaría sin piso jurídico los oscuros intereses que existen para perjudicar a su defendida.

2.- Más gravoso aún sería lo que según el detenido le expuso el agente del CTI, quien tendría conocimiento en cuanto a manipulaciones y manejos oscuros dentro de esta investigación, pues a su despacho él deberá exponer quién es el agente para poder dar claridad a muchos aspectos que podrían estar rayando en la comisión de muchos delitos por parte de terceras personas y posibles funcionarios con el único ánimo de sostener una mentira contra su defendida.

La carta del abogado Jiménez Cely, fechada en noviembre del 2013, remata diciendo: es por esto, respetado señor fiscal que reitero la necesidad apremiante de mi pedimiento.

En esta entrevista, el excomandante guerrillero alias ‘Fabio’ hace referencia a su paso y accionar con el grupo insurgente en el departamento del Atlántico para el año 2000.